martes, 30 de diciembre de 2014

TESOROS EN EL CIELO


“No os hagáis tesoros en la Tierra...
sino haceos tesoros en el Cielo..
porque donde este vuestro tesoro,
allí estará también vuestro corazón.”

Mateo 6:19-21
 
Frente a mi escritorio tengo puesta una frase de Wayne Dyer que reza: “Escribir no es lo yo hago, es quien YO SOY”. Luego de varios días sin escribir, procesando todo lo ocurrido en los últimos seis meses y respondiendo a los bellos comentarios a mi primer libro TOCANDO CIELO, ya no puedo más, necesito volver al teclado.  Siendo así, acabo de descubrir que no soy escritora porque publiqué un libro; soy escritora porque amo escribir.

El día 13 de diciembre la vida cambió porque, finalmente, descubrí mi tesoro.  Me levanté temprano para preparar el espacio que recibiría a mi nuevo hijo.  Fueron meses de intenso trabajo, excepto que cuando haces lo que amas, poco se siente la intensidad.  En estos seis meses viví muchas emociones continuas ya que este libro, más que un escrito, es una canalización de un mensaje Divino. Al ser así, se requiere que continuamente esté conectada con la Energía Mayor de una manera más consciente.  Tenía muchos sueños ya que los canales estaban muy abiertos para recibir y descubrí en cierto momento que mi hijo tenía vida propia.  Iba buscando su ser en muchas almas afines y me guiaba hasta la puerta de aquellos que estaban listos para recibir su Cielo porque de alguna forma u otra habían creído. 

Descubrí mucho sobre mi misma en este viaje.  Debía estar alerta a todo, y sobre todo a mis emociones. Era necesario estar en continua oración para resolver los asuntos de la “Tierra”, mientras rondaba feliz por mi Cielo, del cual no quería salir. Un nuevo conocimiento iba llegando de a poco a mis manos y me sentía como una niña con juguete nuevo. El descubrimiento de las Leyes Universales y sobre todo, de la Ley de Neutralización, era un territorio desconocido y fascinante.  Sentía el poder siendo revelado a un nivel superior porque cuando pedimos se nos da y el poder es la consigna de mi vida.

El Poder es necesario para una vida feliz.  Más allá de tener poder personal, que confieso me encanta, mi poder es una herramienta para sanar el dolor de otros y eso es VIDA. Por primera vez en mucho tiempo, he vuelto a la vida, porque me entregué a la encomienda de empoderar a otros.  El cumplimiento de nuestra misión, unido al más grande Amor, es VIDA. El día 13 de diciembre todo ese amor me fue multiplicado y devuelto, porque la Ley de Causa y Efecto funciona así. Las leyes siempre se van a cumplir y saber utilizarlas para el Bien mío y de todos, es mi nuevo camino al Cielo.

Me sentí inmensamente rica y llena de tesoros porque mucha gente se brindó incondicionalmente para ayudarme. Me encantó cuando mi diagramador, el amigo y colega Mario Espinoza me dijo que con mucho gusto haría el libro y que le pagara lo que quisiera. Pero no fue solo su generosidad la que me mostró mi tesoro; allí estaban también mis editoras Iris Miranda, Mariangely Nuñez y Frieda Morales, laborando mano a mano sin esperar nada a cambio.  Mujeres millonarias compartiendo conmigo sus tesoros. Recibí un sí rotundo de cada colega que llamé para que fuese parte del programa de Poder en ese día. Benny Massó, Lily García, Anita Paniagua, Roxana Vilella, José Muratti, mi adorada Maya Valle y el inigualable Andrés Colberg. Aidelisa Gutiérrez engalanó el escenario, junto a Pedro Juan Figueroa por puro amor. Mi hermano fue también generoso montando conmigo y trabajando todas esas horas por amor.  Mary Tere en la entrada con su bella sonrisa recibiendo a la gente, más amor. El administrador de Plaza Carolina, Rafael Álvarez, a quien acababa de conocer, buscando que cada detalle fuese perfecto: un regalo inesperado. 

Marilyn Vicéns se convirtió en ángel de la guarda y mientras todo esto ocurría, Irisaida Méndez creaba mi página WEB, www.dianiluzcora.com también, por puro amor. Iván Nieves recorrió conmigo el Río Grande de Loíza para grabar el vídeo de la página, solo porque ama el cine, tanto como yo amo la escritura y cocreó el bello trabajo que les comparto en mi página sin esperar nada a cambio.  Cuando todo culminó, mi hija Melina había recogido junto con su amigo Franco y hasta el nuevo amigo Eric me dio la mano.  Nada de esto hubiese sido posible sin la generosidad del gerente de Beta Bookcafé, José Quevedo, quien cocreó junto conmigo este gran espacio de bienestar. A todo esto se suman los seguidores del Vórtice, clientes y amigos que me abrazaron con su aplauso, en especial, mi hermana Migdalia Maldonado y Alene Saap, que no dejaron de animarme hasta que vieron mi libro en sus manos. Por supuesto, nada de esto hubiese sido logrado sin el amor y el apoyo incondicional de mi gemelo, Bill Schield. Nacidos ambos el mismo día, apenas unos minutos de diferencia uno del otro, nuestras almas se enlazaron en el cumplimiento de la misión sagrada de apoyar a otros y nuestra sinergía cocreó, no solo una extraordinaria portada junto al talentoso artista John Rivera, sino  también todo el bello resultado que en este momento está transformando vidas. El día de la presentación cometí un error que debo rectificar públicamente. Una persona en el público me preguntó que donde me veía en cinco años y contesté: ”Millonaria”.  Eso es incorrecto porque YA LO SOY.

Con esta reflexión de gratitud cierro mi año 2014.  Un año en el cual la Gracia y el Poder se manifestaron de maneras impresionantes y hasta difíciles de creer para alguien que aún vive en la “Tierra”.  Me arriesgo a decir, que hasta el momento, es el más extraordinario año de mi vida.  Les deseo un tesoro en esta Navidad. Que cada uno de ustedes reciba su llamado con valentía y gratitud y tenga la fuerza para cumplirlo. Les deseo cientos de almas gemelas, como todas las que descubrí este año, apoyándoles y amándoles como yo he sido amada.  Les deseo un tesoro en el Cielo; si aún no sabes cómo crearlo, lee mi libro: TOCANDO CIELO.
 
En amor total,
Coach Dianiluz

domingo, 23 de noviembre de 2014

EL CIELO EN MIS MANOS

El día 13 de diciembre de 2014 la vida cambia para mí. El día 13 de diciembre ya me consideraré oficialmente escritora; eso será transcendental. Mas sin embargo, el día 13 de diciembre es más importante aún porque marca el día de mi más importante acto de valentía: contarle al mundo que soy PSÍQUICA. 

Ciertamente, todos somos psíquicos porque la palabra “psique” significa alma y todos tenemos una. Algunos la tenemos muy conectada a lo que llama Paulo Coelho, “el alma del mundo” y otros están en el camino hacia esa reconexión mayor. Aunque la concepción popular del desarrollo de nuestro poder psíquico está relacionado con la adivinación, lo cierto es, que el desarrollo de una vida intuitiva o “de seis sentidos” en vez de cinco,  es la base de una vida de poder.  Hay una diferencia clara entre un “médium” que canaliza información y una persona intuitiva capaz de decodificar la información energética que fluye continuamente en el Universo y alrededor de las personas. 

Según la Cábala, filosofía que tiene como fundamento las Leyes Universales, el mundo que se percibe a través de los cinco sentidos es solo el 1%  de todo lo que existe.  El restante 99% de lo que desconocemos se conecta a través de nuestra intuición. Si no has desarrollado efectivamente tu poder intuitivo, te estás perdiendo toda la película.  Simbólicamente, estás viendo solo los comerciales.

En mi libro, TOCANDO CIELO: Una guía de poder para quienes han tocado fondo, comparto públicamente, por primera vez, mis experiencias de conexión con el alma del mundo. Mis vivencias comenzaron formalmente a los quince años, cuando en un retiro de mi escuela reté a la Divinidad diciéndole que le quería “ver”. La guía que presento en este libro, utiliza en la primera parte “Tocando fondo” herramientas de Coaching en preparación para le entrada al “cielo”. En la segunda parte, “Tocando cielo” exploramos el poder desde el enfoque interior a través de los Chakras o vórtices de energía y el poder exterior, a través del conocimiento de las Leyes Universales que rigen nuestra vida, con especial énfasis en el Vortex y la Ley de Atracción. 

Podemos vivir el “CIELO” en la Tierra. Sin embargo, para esto, debemos retomar el viejo paradigma de que al cielo solo vamos cuando morimos y cambiarlo. No podemos continuar pensando en la altura y la ascensión como el resultado de la muerte. El “CIELO” es un supremo estado de conciencia, que puede elevarnos por encima, incluso del efecto de las Leyes Universales. En TOCANDO CIELO la ascensión es el resultado de una vida de poder y del reconocimiento pleno de que somos seres TODOPODEROSOS.

Vivir el Cielo en la Tierra es posible. Una vida intuitiva es una poderosa alternativa para amainar el dolor colectivo que enfrentamos en este momento. Ven a descubrir el camino al Cielo… y recibe el reino que te mereces tener.   

En Poder,

Coach Dianiluz 

domingo, 26 de octubre de 2014

AMORES GEMELOS


Cuando recibí la inspiración para comenzar talleres de almas gemelas, me sabotee con todo lo que tenía y de todas las formas en que podía.  ¿Quién iba a ir a eso?  ¿Cómo voy a hablar del tema si no tengo a mi gemelo todavía? ¿Qué va a pensar la gente?  En fin, todos mis miedos al amor afloraron con todos los disfraces posibles, sin embargo, la certeza en la que vivo de que la guía que recibo es fidedigna es mi compás en el camino.  Certera, seguí instrucciones y en octubre de 2012 llevé a cabo el primer taller de Vortex Power Coaching: Junto al alma de tu alma. Con el pasar del tiempo he comprendido que las relaciones de alma son parte del puente hermoso que apoya en la evolución colectiva de las conciencias, y por ende, del planeta. La responsabilidad de compartir estas vivencias requiere fortaleza y gran vulnerabilidad, sin embargo, el miedo nunca será mi motivación en el camino. Mi fuerza viene de un amor que es mucho mas grande que yo...
 
Todos nacemos en pares.  Esto es la ley.  La Ley de Generación establece que todo tiene un aspecto masculino y femenino.  Estas son las energías que generan la creación y la regeneración.  En la Cábala, se refieren a ellas como la Luz y la Vasija.  En la Biblia se establece en la alegoría de la creación y en las personas de Eva y Adán.  Todo lo que existe, incluso nuestra mente, responde a los principios energéticos masculino y femenino y su función de reproducción tiene como propósito la expansión del Universo.   Consecuentemente, tú tienes una pareja que es la otra parte de tu alma: las Leyes Universales son inexorables.

Cuando nuestras almas emanan de la Fuente original, o de Dios, como prefieras llamarle, esa alma se divide en dos partes, femenino y masculino y a esa primera división se le conoce como la llama gemela.  La relación de la llama se distingue por ser una altamente espiritual y de compromiso con la Divinidad.  Por lo regular, para encontrarla, primero se debe honrar el llamado o la misión de vida, ya que ambos vienen a complementarse con el propósito de servir a la humanidad a través de su relación, sus talentos y su compromiso con ellos mismos y con el servicio.

Por su parte, las almas gemelas son las divisiones subsecuentes de esa primera división.  Puedes visualizar esto utilizando la Ley de Correspondencia, que establece que como es arriba es abajo.  Luego de la concepción, el cigoto se convierte en un bebé gracias a la multiplicación de las células originales.  Seguida la unificación de los gametos se fusionan los núcleos en uno solo (el equivalente a la Divinidad) y luego comienza la subdivisión.   De aquí el hecho de que sentimos a veces una gran afinidad con más de una persona y en algunos casos, la sinergía es instantánea.  Tenemos gemelos hijos, amigos, pareja, en fin, estamos hablando de almas afines.

Las relaciones de alma vienen a formar un camino hacia nuestra unificación con la Divinidad.  En la medida que hacemos de nuestra vida espiritual nuestra prioridad, esta alta vibración del alma permite que las afines se alleguen y comiencen a manifestar diversos aspectos de lo Divino para nosotros.  Nuestros seres gemelos son seres que pueden parecerse mucho a nosotros y a veces, hasta una experiencia sensorial, parecida a una descarga eléctrica sutil, nos alerta ante el hecho de que estamos ante una de estas almas.  Hay personas que difieren y piensan que pueden ser seres con los cuales antagonizamos para pulir las destrezas del amor y del perdón.  El armonizar las diferencias con nuestros seres gemelos nos eleva espiritualmente y por ende, se eleva el planeta, de la misma forma en que se eleva cuando experimentamos con ellos el amor perfecto, que es la forma en que la Divinidad nos ama, por lo tanto, los amores gemelos tienen cualidades divinas y su humanidad esta claramente en proceso de evolución. 

Luego de comenzar mis talleres y descubrir estas dos manifestaciones del alma, decidí invocar a mi llama gemela, ya que su descripción estaba más cercana al tipo de relación que quiero tener por mi compromiso con la Divinidad y mi trabajo de empoderamiento.  La recibi seis meses mas tarde y con ella, una de mis mas grandes lecciones en lo que yo llamo amor perfecto y otros, amor incondicional. 


En algún momento de la vida escuché que las almas viajan juntas y así lo creo. Las relaciones de llamas gemelas tienen varias fases en su desarrollo. He descubierto a través de esta experiencia el amor que nada tiene que ver con lo que había conocido antes. El amor gemelo es una experiencia Divina, no humana. Por su naturaleza, debemos entender que su manifestación no es como la de las relaciones que comúnmente conocemos y que no existen reglas ni distancias. Es muy posible, incluso que sea algo muy diferente a las expectativas que siempre has tenido sobre como debe ser una relacion. Para recibir a tu alma afin, gemela o llama es primordial que ya hayas aprendido a amarte tu primero.  Somos almas en proceso de evolución y cómo este encuentro va a suceder no está escrito en ninguna parte; SIN EMBARGO, OCURRIRA SI ESCOGES CREERLO Y CREARLO. 


Para los detalles del proximo taller busca la promocion aqui en la pagina del blog o visita nuestra pagina www.dianiluzcora.com.





Porque el amor que buscas, te anda buscando a ti....






martes, 30 de septiembre de 2014

GIGANTES TRANSCENDENTALES


El 1 de febrero de 2007 comenzó una de mis más grandes encomiendas hasta el momento.  Fui nombrada Directora de Cultura de mi pueblo, con el privilegio de recibir la encomienda de crear un Distrito de museos de la boca misma del arquitecto de la Tierra de Gigantes, el Hon. José Ernesto Aponte de la Torre, fenecido alcalde Carolinense. Hasta casi finalizado el sigo XX, a los Carolinenses se les conocía como los “Tumbabrazos”  ya que en el campo y en las zonas cañavaleras, todas las disputas se resolvían a machetazos.  Fue Aponte de la Torre quien, al reconocer la presencia del Gigante de Carolina, Felipe Birriel Fernández, convierte a Carolina en la Tierra de Gigantes, como la conocemos al día de hoy. 

Hoy, en el 2014, celebro el tercer aniversario de mi bebé, el Museo Galería de los Gigantes.  Este recinto, sagrado para mí, guarda en su interior grandes historias.  Aquí se conservan las historias de la gran Julia de Burgos, Cecilia Orta, El Boquio, Roberto Clemente Walker, Jesús María Sanromá, Jesús T. Piñero, el propio Aponte de la Torre y por supuesto, Felipe Birriel Fernández, el Gigante de Carolina.  También guarda algo de la mía… Es casi imposible estar casi un año rodeada de la esencia de estos seres extraordinarios sin que tu vida se transforme.  Cada día, vibraba cerca de la energía de las pinturas de Cecilia, dos de las cuales fui personalmente a buscar a Estados Unidos.  Los grabados del Río Grande de Loíza de manos del maestro grabador, José Alicea, es mi pieza comisionada favorita.  Crear las figuras, casi vivas de los Gigantes, en especial, la del maestro Sanromá sentado en su piano, regalo del New England Conservatory of Music en su graduación, eso fue un regalo de vida.  No había forma de entrar en la vida de los Gigantes sin salir “agigantada”.

Sin embargo, mi recuerdo más significativo es mi historia con Antonio.  El artista multi-facético y multi-versado Antonio González-Walker se unió el equipo justo cuando perdía la esperanza de encontrar la pieza perfecta para el espacio abierto entre los pisos 3 y 4 del museo.  Había ya entrevistado a varios artistas y nada fluía.  Antonio vino a ver el espacio y, al igual que los anteriores, miro los retos y tuvo sus dudas de si era posible crear algo significativo.  Le dije: “Mira de nuevo, no se llama reto; se llama oportunidad.”  Observó, como lo hace él, en silencio, hizo un gesto positivo con la cabeza y se lanzó a la encomienda de crear.  Regresó dos meses más tarde con el helixSER.  La pieza es un vórtice en tela que gira recordándonos, precisamente la esencia expansiva del Ser.  Nuestra energía, como el vórtice, se expande y crea Universos y los Gigantes, como los Titanes en la mitología, son nuestros recordatorios de nuestra fuerza interior que nos lleva a manifestar las posibilidades infinitas del Ser.

Siempre he creído que Antonio me eternizó en el museo con su pieza.  No creo que haya sido su intención, pero desde ese tiempo ya el Vortex era parte de mi energía.  Cuando ví el modelo inicial, lloré, pero creo que nunca se lo dije.  Antonio realmente no me estaba colocando a mí, aunque me sentí aludida, en el museo.  Antonio sembró allí la semilla expansiva de la esencia de todos los Gigantes… de los Carolinenses, de los Puertorriqueños, en fin, lo Divino presente en medio del museo, recordándonos la posibilidad infinita de crecimiento y expansión que yace dentro de cada ser humano. Tres meses después de la inauguración renuncié a mi cargo para crearme una vida Gigante como Coach y escritora y Antonio, por su parte, hizo lo propio. 

Hoy cada uno se ha agigantado en su propia misión.  Cada uno de esos Gigantes, nos despertó el deseo profundo de dejar un legado tangible en nuestro paso por el planeta.  Esa era la encomienda: crear un santuario de Gigantes para Gigantes que se reconocen y están listos para hacer tareas Gigantes que sean conmemoradas en los años por venir.  Gracias Antonio González-Walker, por llegar justo en el momento en que te necesitábamos… desde mi corazón Gigante, mi más Gigantesca gratitud.   

Visita la Galería de los Gigantes en el Centro Urbano de Carolina; es un espacio que se creó para recordarnos que tenemos la capacidad de crear maravillas y transcender hasta llegar a espacios extraordinariamente insospechados. 




domingo, 14 de septiembre de 2014

ENTRE VÍCTIMAS, PROSTITUTAS Y SABOTEADORES



La primera vez que se me presentó la información sobre los Arquetipos, leí que yo llevaba una víctima por dentro.  De inmediato, la Prostituta se activó y dijo: “¿Víctima yo?, ¡Jamás!”; y la imagino riéndose a carcajadas ante tan ridícula posibilidad.   Por su parte, el Saboteador, que tiene una voz más calmada, recatada y controlada que mi Prostituta,  respondió de inmediato y sin chistar: “Tranquila querida, eso no es contigo”, porque a mi Saboteador no le interesa para nada que yo entienda lo que es un Arquetipo y me empodere.  

Los Arquetipos básicos de supervivencia, según la sanadora energética Caroline Myss, son el Niño, el Saboteador, la Víctima y la Prostituta. Todos tenemos estos aspectos simbólicos vibrando en nuestro ser y su energía se manifiesta con sus respectivos aspectos de luz y sombra.  Por su parte, el psicólogo Carl Jung los identifica como “modelos” o “patrones de conducta” que, por su carácter de universalidad, permiten que muchas personas se identifiquen con ellos.  Estos modelos vibran en la energía del subconsciente y han sido parte de la historia de la humanidad desde sus comienzos.  Modelos como el rey o reina, la madre, el payaso, el ángel y muchos más, son patrones que identifican características predominantes de nuestro ser y no necesariamente son nuestra experiencia física, como lo es el caso de la Madre Teresa de Calcutta, quien nunca tuvo hijos, pero, por su fuerte influencia del Arquetipo MADRE en su energía, cuidó de muchos. Otro ejemplo es el del actor estadounidense Jim Carrey, a quien podemos identificar con el Arquetipo del payaso o juglar.

La importancia de conocer los Arquetipos y sus influencias, tanto a nivel consciente y subconsciente, es fundamental en la consecución de nuestras metas. Estos poderosos patrones de pensamiento tienen la facultad de personificarse en nuestros sueños para ofrecernos guía y también ofrecen claves para entender las relaciones que hemos manifestado en nuestro entorno con otras personas. Los Arquetipos son fundamentales a la hora de descifrar nuestra misión de vida, ya que lo mismo nos impulsan que nos detienen. Cuando decidí que  iba a estudiar teatro a la Universidad, escuché  en más de una ocasión al Saboteador en la boca de las personas que me decían: “Si estudias arte te vas a morir de hambre.”  Esa voz en sombra, provoca el que claudiquemos el sueño, si le creemos. En luz, esa voz se convierte, como lo fue en mi caso, en pura gasolina que te impulsa con el deseo de probar que los artistas que trabajan duro en su arte y lo hacen de corazón no se mueren de hambre porque cosechan de lo que siembran y la provisión siempre aparece. Solo hay escasez cuando claudico y le doy mi Poder a mi Saboteador.

La importancia de identificar claramente estas “energías” que nos acompañan en el andar por esta vida, es que al hacerlos nuestros aliados, crecemos en Poder. Cada dato que nos ofrece acceso a por qué actuamos como lo hacemos, cuáles temores nos detienen y por qué ciertas relaciones se repiten, es valioso a la hora de corregir pensamientos y patrones destructivos. Les invito a conocer más sobre estos poderosos aliados, ya sea a través de los talleres de Vortex Global Coaching o de su estudio independiente. Nuestros Arquetipos nos ayudan a crearnos vidas extraordinarias cuando desde su profunda comprensión, los orientamos hacia la luz.



Ahora mi Víctima en luz dice: “Tienes el poder para crear la vida que sueñas”; la Prostituta responde: “Eso es siempre y cuando no comprometas tus principios por dinero” y el Saboteador se resigna: “¡Este cuento se acabó!” Y la feliz creación de una vida de Poder se convierte en el feliz comienzo de tu nueva historia. 

________________________________


domingo, 24 de agosto de 2014

¿¿LOCA YO??


Desarrollar la destreza de responder en vez de reaccionar, es sin duda alguna, todo un arte.   En Puerto Rico, “tirar de la baqueta” o “disparar por la boca”,  sin antes pasarlo por el filtro del corazón es uso y costumbre.   Pensándolo bien, puede que sea más universal que boricua.   Aun cuando aprendí de don Miguel Ruíz, el Tolteca, a ser impecable con la palabra, la palabra me sigue dando lecciones de sabiduría.  Lo importante es escuchar profundamente, como decimos los Coaches, “a tercer nivel”,  porque muchas veces, lo que el Universo está tratando de decirte, viene maravillosamente codificado. 

El otro día llegué a la presentación del libro de una colega a la que admiro y respeto.  Es una mujer brillantísima, pulida en la palabra y con una sensibilidad humana particular.  Me encanta escuchar cómo se expresa y lleva consigo una vibra tan celestial, que podría decir que muy pocas mujeres que conozco se proyectan con la impecable seguridad con que lo hace esta magna escritora puertorriqueña.  Aunque nos conocemos hace poco, podría decir, ahora sin lugar a equivocarme, que la admiración es mutua. 

El día de la presentación de su libro, me acerqué a felicitarla y con gran orgullo me presentó a sus amistades y colegas como “su amiga que es loca”.  Por lo regular, soy muy cuidadosa con el uso de palabras cuyas manifestaciones en este plano no son agradables, así que la cara se me desfiguró.  Cada vez que alguien me ofrece un halago mi respuesta es la misma: “Eres mi espejo.”  Luego de respirar profundo para articular mi habitual respuesta, dije: “Eres mi espejo y eso, pues, recíbelo como llegue”.  Ante su turbado rostro y las risotadas de sus amistades, dí la vuelta y me fui. 

Como no entendí claro el mensaje, justo al otro día, me lo repitieron.  Un cliente de Coaching me dijo lo mismo: “¡Yo quiero ser tan loco como tú!”  Ya con más confianza y un poco cansada de que me repitieran lo que no entiendo, le dije a mi cliente: “OK. Páralo ahí.  Es la segunda vez en dos días que me dicen loca: ¿Explícame qué rayos significa eso para tí?”  La clarificación es una de las herramientas más valiosas de la profesión de Coaching; clarificamos para lograr una comunicación afín y con el deseo de evitar malos entendidos.  Preguntamos, indagamos profundo e incluso, a veces decimos: “te voy a repetir lo que entendí para saber si es esto lo que quieres decir.”   La comunicación clara y efectiva es necesaria para la co-creación de vidas extraordinarias.  La valentía de preguntar y clarificar sin “disparar de la baqueta” es una importante destreza necesaria para elevar todas nuestras relaciones al ámbito del amor y lejos de los juegos del ego.

“Eso quiere decir que eres valiente,” dijo mi cliente sin vacilar.  “Eres emprendedora, los miedos no te paran, haces lo que te da la gana porque nada ni nadie tiene poder sobre ti, en fin, a ti no te detiene nadie y yo quiero ser más como tú.”  Respiré profundo y con gran alivio dije: ¡Sí, SOY LOCA!  Acto seguido recordé las sabias palabras del Apóstol Pablo en su segunda carta a los Corintios: “¡Ojalá y me toleraseis un poco de locura!  Sí, toleradme.”   Sin valentía los sueños no se cumplen y para saltar al abismo, fuera de nuestra zona de comodidad, sí, hace falta un poco de locura… 


Gracias Dalia Stella González, mujer valiente y de poder, sin duda alguna, eres mi espejo.  

viernes, 15 de agosto de 2014

ROBIN WILLIAMS O CUANDO NOS MUDAMOS DE VIDA

Me gusta cuando las personas se despiden con Gracia…

Hace solo un par de semanas, me dio por buscar el concierto One Voice que Barbra Streisand ofreció en su casa hace viente años. Para mi sorpresa, descubrí, porque no lo recordaba, que fue Robin Williams quién abrió el evento. Genial actor, multifacético por demás y ahora, como todos sabemos, un espíritu libre…

Hace un unos años atrás, hubo una racha de suicidios en Puerto Rico, mayormente de hombres de todas las edades, aunque el número mayor es de hombres entre las edades de 15 a 35 años.  Los hombres están muy, muy abandonados.  Los más débiles han sucumbido. Aunque ninguna influencia externa es responsable de nuestra toma de decisiones, la búsqueda desmedida de igualdad entre los géneros  nos ha llevado a crear un gran desbalance.  En Puerto Rico, las estadísticas indican que casi un 80% de los suicidios en un año son hombres. Aunque las estadísticas indican una merma en comparación con años anteriores, lo importante es reconocer, no el proceso de quién decide terminar su vida, pero sí el proceso de los que se quedan.  Por lo regular, un promedio de seis (6) personas sufren por cada persona que se suicida. 

Cada vez que leía sobre alguno, por alguna razón, mi corazón se encogía y confieso que a muchos los lloré, al punto de que tuve que llamar a mi psicólogo para procesarlo.  Cualquier situación que me aleja de mi innata felicidad, cualquiera, debe ser atendida con premura.  Mi guía y asesor mental me ayudó a aceptar el suicidio sin juicio.  El dolor venía del juicio, de pensar que estos hombres hacían algo “malo” al quitarse la vida.  Tomé la decisión de descartar ese pensamiento y el dolor se fue con él. 

Cuando la ropa vieja no nos sirve, la descartamos y compramos nueva.  Cuando una relación no funciona, la soltamos y atraemos una mejor, y cuando una vida ya no nos sirve o un cuerpo se ha atrofiado al punto de que no hay vuelta atrás, también es viable dejarlo ir.  Por supuesto no estoy apoyando el suicidio como una respuesta a una tristeza profunda, una adicción o una “aparente” incapacidad de vivir una vida feliz. La sanación es siempre una opción viable cuando con valentía nos atrevemos a pedir ayuda. Somos Todopoderosos; la depresión es, espiritualmente, el estado de alguien que ha olvidado por completo su poder.  El profeta Elías se deprimió y pidió su muerte; un ángel lo levantó.  Estamos llamados a ser los ángeles de quienes están tristes, enfermos o desesperanzados.  Estamos llamados a no juzgar y honrar a cada alma en su proceso.  Cuando una vida cambia su forma, es porque escoje regresar de forma diferente.  Esta verdad me da paz y me permite ver a Robin Williams y a todos los seres que escogen cambiar de vida en una nueva y hermosa luz. 

En las enseñanzas de Abraham, o sea, el Vortex, la muerte no existe, pero esto no es nuevo.  En el Credo de los Apóstoles se establece que el Cristiano “cree en la vida perdurable”.  Por su parte, el maestro Jesús indicó: “Dejad que los muertos entierren a sus muertos”, ya que reconocía que hay personas tan vacías espiritualmente que sólo pueden vivir como si ya no tuviesen vida, hasta llegar al punto de manifestarse de esa manera.   Recientemente, una de mis hermanas de vida perdió a su madre y ha sido un deleite escuchar cómo han logrado comunicarse a través de sueños, precisamente porque mi hermana creyó en la vida perdurable y su madre también: perfecta alineación.  Al despertar siempre se siente feliz; eso es el Vortex: el espacio de unificación de las ALMAS a través de la Ley de Atracción.  Si entendemos nuestro poder y el del Universo y usamos esa sabiduría para crear nuestras vidas, vivimos eternamente felices, sin importar los aparentes cambios que suceden en este plano.  Así lo creía Robin Williams, y como él, muchos otros.  Williams nos dejó su mensaje plasmado en la película “What Dreams May Come”: la vida es eterna.  Hoy celebro su eternidad, y la eternidad de todos los que han llorado tanto y tanto que han preferido empezar de nuevo con la esperanza de un nuevo y mejor día.  Hasta siempre Robin … el amor nunca deja de ser… 
 


martes, 29 de julio de 2014

YO NO SOY PALESTINA


No, gracias, yo no soy Palestina, y por supuesto, tampoco soy Israel. Para ser solidaria con una causa, identificarme con los que han perdido su poder en una situación no me hace parte de la solución y mucho menos les envía a los que sufren la energía de poder que necesitan para levantarse.  Es por esto que escojo SER lo que evoque seriamente a lo Divino.  Desde esa plataforma, entonces me reafirmo, en que la paz que quiero en el mundo empieza por mí y desde mi centro de poder, categóricamente afirmo: YO SOY PAZ.  Respeto el derecho de cada cual a ser lo que quiera ser, sin embargo,  YO SOY  BIEN, YO SOY PAZ, YO SOY AMOR y si quiero ver todo esto manifestado en mi entorno físico, no puedo desviar mi enfoque para convertirme en otra cosa cada vez que algún conflicto en el planeta requiera de mi apoyo y solidaridad.

La guerra entre Israel y Palestina ha revolcado al planeta en más de una forma y por mucho, mucho tiempo. Según cuenta la leyenda, este rompimiento entre naciones se remonta al momento en que Sara le pide a su esposo Abraham, el patriarca del pueblo israelí, que eche al desierto a la sirvienta Agar y a su hijo para que mueran.  Al fin, Sara había quedado embarazada y el hijo que tuvo Abraham con Agar (a sugerencia de la propia Sara) ahora resultaba una amenaza.  Lamentablemente, Sara no contaba con que la Divinidad está presente para todos en todo momento, y por supuesto, Agar y su hijo lograron sobrevivir. Se dice que de aquí nace el mundo árabe.  Dicho esto, sea o no cierto, la historia narra cambios dramáticos en las vidas de estas naciones a lo largo de su trayectoria y desarrollo.  Al momento, vemos recrudecida la herida entre israelíes y palestinos, que en el 2008 se había activado. Desde entonces, cientos de vidas continúan pagando el precio del conflicto.

Mientras  por un lado se nos activa la solidaridad, por otro lado se activa la violencia, la victimización, la frustración, la indignación y, con muy pocas excepciones, se activa la compasión, porque la compasión requiere que se envíe paz a ambas partes envueltas en el conflicto. ¿Qué tal si entendemos que cada misil israelí es el dolor de esta nación proyectado hacia sus vecinos?  Entonces, ¿hay que sanar a Palestina o a Israel?  ¡Ah! La divina práctica de la compasión…  Para sanar un conflicto, debemos sanar a todas las partes envueltas, no a una sola. ¿Qué podemos hacer para SER la paz en el mundo?  Miremos aquí varias opciones vistas a través de las Leyes Universales y su práctica:

Ø  Ley de Mentalismo  (establece que todo es Mente)- Nuestra mente crea nuestro entorno.  Así que nos guste o no esa verdad, esa y todas las guerras, las creamos todos nosotros.  Las palabras YO SOY son, tal vez, las palabras más poderosas del planeta y aprendí que al utilizarlas debemos hacerlo con sabiduría, ya que estas palabras activan mundos inimaginables.  La primera práctica sabia sería observar con detenimiento qué palabras ponemos justo al lado de la más poderosa afirmación del Universo: YO SOY.  Porque si escoges ser Palestina, eso está muy bien, pero estas escogiendo estar oprimido, en guerra, en dolor, en miedo y en medio de un ataque.  Si esa idea te provoca temor, pues eso es lo que le enviarás a los hermanos palestinos.  Si por el contrario, te visualizas a ti mismo/a como paz, entonces tu paz les llegará a todos.


Ø  Ley de Correspondencia (como es arriba es abajo) – Observa tu vida y mira a ver si hay paz en tus relaciones. ¿Amas a los que difieren de ti o los atacas? ¿Haces trabajo voluntario? ¿Discriminas contra personas por su nacionalidad, orientación sexual, creencias? Por correspondencia, las acciones para apoyar la paz repercuten, como repercute por los mismos medios la violencia.  Toma acción y crea la paz con alguien a quien que sabes que te ha herido, no porque merezca o no tu perdón, sino porque has comprendido que su acción negativa no es otra cosa que su dolor compartido contigo, en vez de su amor. Por correspondencia, la compasión se expandirá por el mundo.


Ø  Ley de Causa y Efecto (Karma) – Todas nuestras acciones se multiplican energéticamente y regresan a nosotros multiplicadas. Así es con las personas, e igualmente, así es con los pueblos.  Una herramienta  poderosa para sanar y limpiar karma es la práctica hawaiana del Ho’oponopono por que trasciende el momento presente y llega a sanar hasta un nivel sub consciente.  Esta poderosa, pero sencilla técnica, consiste en enfocar nuestra mente en la persona o situación que deseamos sanar y repetir las siguientes palabras:
TE PERDONO – ME PERDONO – LO SIENTO – TE AMO – GRACIAS
(Repetir cuantas veces sea necesario)

Ø  Ley de Vibración (todo es vibración) - Si enviamos vibras de miedo a algún lugar eso se recibe.  Si se envían vibras de amor, eso se recibe igual.  Cada vez que ponemos imágenes de muertos en Facebook o maldecimos a cualquier parte del conflicto, somos parte de la vibración de eso que llamamos GUERRA. Para ser PAZ, puedes utilizar técnicas de oración, bendecir a todas las partes envueltas, visualizar luz sobre toda la región, colocar una lámina de la región y un símbolo de paz sobre ella, en fin, puedes enviar vibras de paz a cualquier conflicto, y serán muy efectivas si estas amando a todas las partes envueltas, sin juicio.

¿Por qué no hay más paz en el mundo?  Podríamos decir que aún nuestros egos son la parte dominante o podríamos decir que el amor no se expresa lo suficiente. Sin embargo la pregunta más importante es la siguiente: ¿Realmente no existe la paz mundial?  En el año 2012, de los aproximados doscientos (200) países que existen en el mundo, solo dieciocho (18) estaban en guerra.  Por lo tanto, ¡SÍ SOMOS PAZ!,  y si continuamos afirmando esto con poder, tanto con palabras como acciones, muy pronto reduciremos a cero (0) los países en guerra. Para lograr esto, todos debemos afirmar la PAZ y practicarla hasta que la intolerancia y el miedo que producen las guerras desaparezcan.  Otras preguntas guía podrían ser: ¿Dónde estoy yo con mi paz?  ¿Estoy practicando el respeto y la tolerancia? ¿Practico la gratitud? ¿Por mi boca salen flores o misiles?

Finalmente, mi afirmación personal para la paz mundial es YO SOY DIOS.  Aunque esta afirmación es suficiente para activar misiles energéticos hacia mí de parte de quienes aún viven una vida desapoderada, no voy a guardar silencio ante mi verdad.  Tengo que seguir afirmando lo que quiero ver, hasta que mi pensamiento de bienestar se manifieste en todos mis asuntos y de ahí repercuta en expansión hacia el resto del planeta. Cuando claudicamos al miedo, esta verdad se convierte en la verdad de todos, si es que Dios es sinónimo de todo lo bueno, porque no podemos obviar el hecho de que se han cometido horrores en el nombre de todas las divinidades habidas y por haber.  Si no crees en Dios, tal vez creas en el bien, en el amor, en la bondad y, por supuesto, en la paz.  Si nos convertimos fielmente en todo esto, mis amados seres de luz, podremos tener la seguridad de que extinguiremos todas las guerras sin siquiera tener que llegar a ese lugar físicamente.  Nuestra mente crea nuestro mundo, sin embargo, si nos empeñamos en ser víctimas en vez de luz y poder, nos seguirán dando guerras para  practicar la paz, para ver si algún día logramos graduarnos de verdad…  

En paz conmigo y con todos; estoy en paz.





viernes, 11 de julio de 2014

MIRÁNDONOS POR DENTRO

Por fuera nos miramos casi a diario. Nos aseguramos de que la ropa esté bien puesta y nos luzca. Tratamos de que el pelo esté impecable, en caso de calva, debe estar lustrosa. Los dientes refulgentes y el maquillaje exacto. Miramos que las prendas combinen adecuadamente y por lo regular, nunca salimos sin antes echar un vistazo para verificar que no haya una mancha o un roto por algún lado de la ropa que nos pueda arruinar el día. Esta es la rutina, cada vez que vamos a salir, todos los días. ¿Y cuántas veces nos miramos por dentro?

Mirarnos por dentro es un ejercicio que no se acostumbra porque de alguna manera nos han adoctrinado de tal forma que pensamos que lo que vamos a ver no nos va a gustar. Si esta aseveración fuese falsa, entonces estaríamos mirándonos todo el tiempo. Frases como esta serían la regla y no la excepción. Quizás en vez de decir: “qué lindo tengo hoy el pelo”, diríamos, “que lindo y feliz está mi corazón.” Sería común escuchar: “hoy estoy brillando como un sol”. O tal vez, “Estoy en baja, creo que mi cuerpo necesita una pausa”. Cuando lo ponemos de esta forma, podemos decir que sí, en ocasiones nos miramos, pero no siempre decodificamos esas señales de nuestro interior y mucho menos las expresamos. Aprender cómo funciona nuestro interior mediante el estudio de los Chakras o vórtices de energía, puede ayudarnos a entender nuestra belleza y a fortalecer nuestro ser si descubrimos alguna deficiencia.

Por otro lado, la escritura es una excelente radiografía de nuestras emociones.  Al anotar en un diario, escribir poesía o simplemente pausar para identificar cómo nos sentimos, es de gran ayuda para mantener nuestro bienestar. Observarnos y hacer una nota en nuestra agenda, nos permite identificar patrones, y esa información es valiosa ya que nos alerta hacia nuestro estado anímico y nos permite hacer ajustes. Reconocer cuando algo nos está molestando consistentemente permite que lo podamos resolver. Recibir el mensaje de un dolor corporal y analizar su procedencia energética antes de adormecerlo con analgésicos es una buena práctica de poder. 

La invitación es a sacar tiempo para observar nuestro cuerpo y más importante aún, nuestros pensamientos.  El sabotaje más fuerte que nos impide la cocreación de una vida feliz, por lo regular, no viene de nuestro entorno.   El peor sabotaje viene de nuestra mente y del diálogo con un cuerpo, tanto físico como anímico, con baja auto-estima.   ¡Mírate por dentro!  ¡Mira qué lindo o linda eres!! ¡Observa la extraordinaria criatura que eres y las maravillas que puedes hacer y comparte tu belleza y logros con otros!  En momentos de retos, mirar el bien y celebrarlo, es el camino hacia un nuevo amanecer de luz y felicidad, sin mencionar que la buena vibra alargará por mucho tus días.   




miércoles, 25 de junio de 2014

EL PODER EN TU CAFE


Mientras me preparaba para llegar a Beta Bookcafé para la inauguración de mi nueva sección de empoderamiento, me miraba por dentro. Estaba tranquila, confiada. Hice unas notas para honrar el tiempo de todos, total, sabía que pasaría lo de siempre: el corazón toma el micrófono y mi poder habla por si solo. Todo había fluido como fluyen las cosas de la Gracia. El encuentro sincronizado con el gerente, su disposición y apoyo incondicional, siempre con un ¡SI! a flor de labios, un auspiciador generoso y el espacio idóneo para comenzar un oasis para celebrar la vida y aliviar el dolor que he estado observando en mi pueblo...   

Mientras me vestía, me preguntaba por qué me habían llevado a una librería y no a otro lugar, como por ejemplo, una iglesia, a hacer este trabajo. Al mirar atrás en el tiempo recordé que mis momentos más poderosos de iluminación no tuvieron que ver con llamamientos, o cánticos o reuniones con otros: mi despertar lo provocaron los libros. En tres ocasiones diferentes, mis encuentros directos con lo Divino fueron a través de la búsqueda en un libro. Primero la Biblia a los ocho años, luego un libro de los ángeles que me dio mama y finalmente, la Anatomía del Espíritu de Caroline Myss. A eso le sumo Los Cuatro Acuerdos de Miguel Ruiz y, prácticamente, mi filosofía espiritual está completa. A la aplicación y práctica de estos conocimientos, junto con mis herramientas de Coaching es lo que llamo “Dianismo” o la creación de mi propia filosofía espiritual en co-creación con lo Divino. Pura manifestación de libertad…

Al encuentro venía un equipo de profesionales de poder fuera de liga, los cuales serán los participantes semanales en CAFÉ CON PODER Y ESPIRITUALIDAD.  La mayoría no se conocía entre ellos, sin embrago, sabía que serían algo así como los “súper héroes” que vemos en la televisión y que en cierta forma, eso es lo que estamos haciendo, identificando a nuestros nuevos héroes y heroínas. Queremos oír las historias de los triunfadores. Los que han controlado sus emociones y alcanzado la paz, los que han renunciado para crear nuevos empleos que les hacen felices, los que han superado divorcios y racismo, en fin, en la mesa estarían sentados nuestros nuevos héroes y heroínas.

Luego del conversatorio, vino el ritual de Común Unión. Comenzó con el Retoño Exquisito guiado magistralmente por Antonio González-Walker. Aquí todos conectamos con una palabra clave que estaba codificada en algún libro para ti. Mi palabra fue UNCIÓN… la recibí y acepté con profunda gratitud. Luego todos tomamos un Poder, sacado del libro de Los doce poderes del hombre de Charles Filmore y, finalmente, Shanti Ragyi nos invitó a activar cada uno de esos poderes en nosotros. Cerramos con abrazos, sonrisas y hasta lágrimas. Los empleados de la librería nos miraban con muchos deseos de dejar lo que hacían y unirse a nosotros… Había paz, aceptación, vida, alegría, en fin, los héroes y heroínas lo logramos: co creamos un mundo mejor, es más, me atrevo a usar la palabra PERFECTO en un espacio poco común desde el cual continuaremos expandiendo amor y bien para todos. 


CAFÉ CON PODER Y ESPIRITUALIDAD es un espacio de Común Unión.  Conectando lo mejor de todas las prácticas y filosofías, creamos un espacio para reconocer nuestra grandeza en medio de esta gran tribulación que nos ha tocado vivir. Si te sientes o te has sentido vencido/a, atrapado/a, agobiado/a, la invitación es a que vengas a escuchar alternativas de vida y bienestar que te recordarán que eres un ser de poder, con un espíritu hermoso y libre y cuyas posibilidades infinitas aún no has comenzado a descubrir. Si por el contrario, ya has descubierto el camino a la vida de las posibilidades infinitas, ven y comparte con otros la historia de cómo lo hiciste. Somos UNO y con la fuerza del UNO co-crearemos un nuevo y mejor mundo. Te espero los sábados alternos comenzando el 14 de junio de 2014, en Beta Bookcafé, en Plaza Carolina.  Próxima co-creación: Mandalas con Shati Ragyi el sábado 28 de junio a las 10:30 am.  ¡Unete! Crea la vida que sueñas.


lunes, 9 de junio de 2014

SAMADHI EN EL VORTEX

            La palabra SAMADHI alude a un estado meditativo mediante el cual el practicante alcanza la unidad con lo Divino. En mi diccionario la palabra lleva apellido: Samadhi Yaisha. Unida a lo divino por medio de una devoción extraordinaria, esta escritora puertorriqueña, autora de la columna 90 dias : Una jornada para sanar que publica el Nuevo Dia,  fue determinante a la hora de tomar la decisión de cambiar radicalmente mi vida.  
            Nos conocimos vía Internet y habíamos intercambiado impresiones una que otra vez, hasta hace unas semanas cuando se comunicó para informarme que me tenía un regalo, lo que me hizo sentir increíblemente honrada. Quedamos en encontrarnos en el aeropuerto, previo a su partida de regreso a casa. Ni me atrevía a preguntar qué era, pero por supuesto, había que conseguir algo para ella. Cuando llegué a la tienda de ángeles donde quería conseguir su regalo, estaba cerrada y ordené categóricamente que me llevaran al lugar donde estaba su regalo. Me dirigí a la tienda indicada por mis guías y, allí, esperándonos, estaba el más increíble vórtice de cristal. ¡PERFECTO!
            De camino a nuestro encuentro, sentía la misma emoción que cuando me dirigí a conocer a la gran maestra de la medicina energética, Caroline Myss en el año 2003. Con mi figura de un ángel en mano, viajé a Orlando para tomar un taller de tres días, que cambiaría mi vida, con la mujer que formalmente me inició en el camino espiritual con su libro Anatomía del Espíritu en el  año 1998. Hoy iba al aeropuerto a agradecer a la mujer que me inspiró mi cambio de profesión y me recordó que los grandes actos de transformación requieren grandes riesgos…
            En enero de 2011, tomando un taller de escritores a bordo del crucero de Hay House, Inc. I Can Do It! (¡Puedo hacerlo!)  conocí escritores de autoayuda de la talla del Dr. Wayne Dyer y a mi maestra mentora coach Cheryl Richardson; mi ser se transformó. Fue allí cuando tomé la decisión de terminar con una vida de trabajar para otros, en muchos casos, para hacerles brillar y que ni tan siquiera por cortesía expresaran gratitud por tu esfuerzo. Decidí terminar con las rutinas, la creatividad sujeta a la aprobación de otros, las estructuras burocráticas y, sobre todo, acabar con la necesidad de probarle a otros quién soy. El último mensaje antes de bajarme del barco leía: “I now create my wonderful new job.” 
            Decidida a crear mi maravilloso nuevo empleo, comencé la conexión interior que sería necesaria para el éxito en la encomienda. Sin embargo, había que ponerle fecha a la renuncia y fue Samadhi Yaisha con su artículo quien abrió la puerta. Tres años más tarde siento gran orgullo de mí misma. Pasé por el valle de las sombras y jamás claudiqué. Atraje a mí grandes seres y supe quiénes eran mis verdaderos amigos, más, lo más importante fue saber que el poder que vibra en mí es más grande que cualquier crisis, dificultad, aparente escasez o enfermedad. Aprendí a confiar y a sentirme cómoda sabiendo que he recibido el poder que crea mundos, precisamente para que me ponga a trabajar.
            El artículo SALTO de FE relataba la historia de una abogada de Harvard que deja su carrera para dedicarse a su sueño de ser escritora. Mi madre me llamó con carácter de urgencia para decirme que debía leer el artículo y al instante entendí que esta era la señal. Coloqué mi renuncia efectiva dos meses después. Samadhi Yaisha llegó a nuestra cita con el libro This Time I Dance!, de la autora Tama J. Kieves, dedicado a mí. ¡La ex abogada y hoy escritora publicada me da ahora la señal para poner mi primer libro en marcha! Un lazo de complicidad se creó al momento entre las almas y entre abrazos, lágrimas y gratitud, intuimos que esta relación “nueva” era a su vez, muy, muy vieja. 
            Nuestros caminos están claramente definidos, sin embargo, es necesario activar el valor de la valentía para lograr la vida de nuestros sueños y confiar, como me ha demostrado la experiencia y como bien enseñó Paulo Coelho: cuando vas en busca de tu Leyenda Personal, todo el Universo conspirará a tu favor. Solo hay que estar muy pendiente de las señales del camino y te aseguro, que en todo momento, tu guía llegará clara y divinamente. ¡¡Lánzate a la creación de la vida que sueñas!! ¡¿Qué esperas?!




domingo, 20 de abril de 2014

UN CLAVO EN EL CORAZÓN


 Desde hace varios años practico la Cuaresma.  Y te preguntaras: ¿Cómo se practica eso?  En la co creación de una espiritualidad funcional para mí, basada en mi formación cristiana, valores y conciencia de amor universal, decidí llevar a cabo una peregrinación simbólica por el desierto de mi vida.  Lo que esto significa es que utilizo la experiencia del maestro Jesús y la aplico de forma simbólica.  Primeramente, identifico un área de mi vida espiritual que deseo mejorar o interpreto algo de la vida del Maestro que deseo entender en mi propia experiencia.  Luego observo detenidamente por cuarenta días las cosas que llegan a mi experiencia en forma de lección. 

En esta ocasión, al comenzar mi “Cuaresma Regenarativa” enfoqué en mi sanación personal dejando espacio para que el Universo revelara aquello que debía de sanar.  Como abrazo todas las doctrinas que me alimentan el alma, mi Cuaresma comienza con la misa de la iglesia Católica, aún cuando nunca he practicado el Catolicismo.  Sin embargo, escuchar a Padre Efraín es una suprema experiencia religiosa.  En esta ocasión me recibió con un gran abrazo y un clavo con una cinta violeta.  No creo en el pecado como algo que describa quién soy, así que felizmente lo miré y con la franqueza que me caracteriza pregunté: “¿Y esto, para qué es?”  Padre Efraín, con su acostumbrada sabiduría ancestral me miró de medio lado y dijo: “Ya verás”.   Mientras miraba mi clavo con cara de “yo nunca he clavado a nadie”, Padre Efraín comenzó la misa y sentenció:  “Ese clavo que tienen en sus manos es una invitación para que durante los próximos cuarenta días piensen a quién le han clavado un clavo en el corazón.”

Confieso que se me fue el aire y rápidamente comencé a pasar lista.  Sólo pude pensar en una persona, sin embargo, la memoria del clavo me acompañó por mi simbólico desierto.   Durante esta Cuaresma observé con cautela todas las experiencias que estaba generando afuera, pero más aún, me observaba por dentro.  Cada día veía mensajes poderosos y a veces contradictorios.  Al meditar, pensaba en el clavo y lo que provoca un clavo en el corazón.  No me quedó otra que mirar mi dolor; un clavo en el corazón produce mucho dolor.  Como apoderadora, parte de mi filosofía es practicar la felicidad.  Me sentí muy complacida cuando, durante ese período, Lily García me mostró su reflexión sobre herramientas de las personas felices y mi nombre estaba en él.  Buena, muy buena señal.  Sin embargo, el clavo seguía ahí y es inevitable reconocer que en mí había mucho dolor que no se había sanado, llorado o aceptado.   La sanación entonces tomó un profundo giro cuando entendí que hay mucho dolor enterrado que debe ser amado para convertirse en la más diáfana luz…

En este proceso de valor, debo reconocer que uno de mis más grandes maestros de la valentía y la sanación es mi amigo y gurú, Benito Massó Jr.  En su primer libro auto biográfico NEGRO: Este color que me queda bonito, Benny abre su corazón para mostrarnos el dolor del racismo sufrido en su vida y  su magno proceso de sanación.  Un maestro es aquel que no teme mostrar su fragilidad para luego compartir su camino de poder hacia la libertad, hacia su resurrección.  Benny sufrió mucho y logró convertir su experiencia en una vida de abundante alegría que comparte con su familia, amigos y ahora, en su nuevo libro, con el mundo.  En el desierto de nuestra vida, al reconocer nuestros demonios, podemos identificar nuestro ego, nuestros miedos, las falsas creencias o nuestra necesidad continua de hacer responsables a otros de la vida que creamos desde nuestro poder mental, entre otros.   Lo hermoso es entender que esos “demonios” son los regalos que al mirarlos y vencerlos nos llevan a una crucifixión simbólica de lo que no funciona en nuestras vidas para emerger a una magna resurrección de poder con una vida plenamente iluminada.

Hoy no miro los clavos que he puesto en el corazón de otros; miro a quienes pusieron un clavo en el mío.  Los miro con gratitud, compasión, perdón y con un deseo tan y tan profundo de abrazarlos que es una total transfiguración, como la de Jesús, a un espacio en el que todos somos Luz.  Al finalizar mi oración, ayuno y silencio en Viernes Santo, tiré el clavo al río y me sentí feliz.  Ya el sábado de Gloria estaba disfrutando esta sanación y celebrando con una satisfacción difícil de describir.  Hoy resucito a una vida libre de dolor.  El proceso continúa, no termina hoy.  Sin embargo, mi corazón está encaminado a una felicidad total, donde el dolor, se queda, con los demonios, en el desierto.  Gracias Efraín, gracias, Benny, gracias Maestro Jesús, gracias, gracias DIOS.  ¡Feliz Día de Resurrección y Eterna Luz!

 

 

domingo, 6 de abril de 2014

SURFEANDO LOS MIEDOS


Desde pequeña me ha fascinado el mar.  Solía sentarme, de niña, en el puente del Caribe Hilton a hablar con el mar.  Es como si Dios y yo nos habláramos en las olas, porque literalmente, he tenido conversaciones interminables con el agua.   De joven esa pasión evolucionó al descubrir la diversión del “body surfing”.  Me encantaba ir a restregarme entre las olas en la playa que está en el Condado detrás del hotel La Concha.  La fiebre terminó un día que cogí mal una ola y literalmente me sentí como si me hubiesen tirado contra el piso.  No podía respirar porque la fuerza de la ola no me dejaba subir y me seguía revolcando sobre la arena.  Por primera vez comencé a respetar el agua.  Vi que la posibilidad de que se te rompiera el cuello como una galleta era muy real y que había que tener mucho cuidado a la hora de desafiar esa fuerza.  Técnicamente me retiré de mi vida de “surferita” hasta que llegué a un paraíso llamado Rincón. 

Ver a los surfistas profesionales es algo impresionante.  Es como estar observando un ballet acuático.  Los que practican “body surfing” son como malabaristas de circo.  Nunca había visto a alguien hacer un giro de 360 grados en el agua hasta que llegué a Rincón, y me deshacía en la orilla queriendo poder hacer lo que aquellos profesionales hacían.  Un día, al fin me armé de valor y le dije a mi mejor amigo de Rincón que estaba lista para irme al agua.  Surfista profesional, con poca o nada de paciencia para chicas principiantes, me miró con cara de “esta va a tragar agua en la orilla”.   Aún así me equipó con chapaletas, tabla profesional y me dio instrucciones básicas de supervivencia en el agua.  Llegamos a la playa y nos lanzamos.  Mi amigo estaba impresionado con mis braceadas y con el hecho de que había llegado a mar adentro, lugar donde surfean los profesionales, sin quejarme o poner cara de susto.  Me felicitó, me dejó allí para que comenzara a hacer lo mío, y ahí empezó lo bueno. 

Diferente a las tablas en las cuales la gente se sienta o en las bicicletas cuando la gente se para, no tenía ni idea de cómo parar a respirar y descansar.  Las olas me tiraban de un lado a otro y el esfuerzo de mantenerme a flote era más de lo que yo pensaba.  Comencé a sentir taquicardia y la respiración estaba comenzando a acortarse.  No quería interrumpir el disfrute de mi amigo, así que con el mismo “guille” con que entré al agua tuve que salir, y entender que hay que empezar poco a poco. 

Hoy leyendo el nuevo libro  de mi amiga Coach Lily García, al fin hice “click”.   El dolor de oído que he estado padeciendo tiene mucho que ver con la experiencia del susto de Rincón y también con la simbología en mi vida de que el mar representa mis miedos.  Por mucho tiempo soñaba con tsunamis y con mi proceso de correr aterrada hasta el momento en que, superados mis miedos a nivel consciente, me lanzaba al mar a ayudar a otros.  Lanzarme al mar es un símbolo de mi decisión de lanzarme a ser Coach y de atreverme a lanzarme como poeta.  Mi cambio de vida para dedicarme al apoderamiento  y trabajar por mi cuenta ha sido como lanzarme al mar embravecido con una tablita debajo del brazo.  Exponer mis mas íntimas emociones a través de la poesía requiere aún más valentía.   Por supuesto que habrá resistencia y por supuesto que va a explotar por algún lado de mi cuerpo.  Ahora sí puedo sanar.  Cada proceso estará acompañado de un trabajo interno profundo para enfrentar mis miedos y manejar mi nueva encomienda con la certeza y seguridad de un surfista profesional.

En conclusión;  todo lo que pueda estar ocurriendo a nivel físico en tu cuerpo tiene una correspondencia exacta con algún proceso de tu vida.  En la medida que sanas la experiencia, la alerta o disfunción física desaparece.   Conocer nuestra energía y nuestros procesos de vida son el camino a la sanación.   Aprendamos a entender el lenguaje silencioso de nuestros cuerpos y vivamos plenamente y en salud total aprendiendo a cómo sanarnos nosotros mismos como lo hacía el gran Maestro, sanador de sanadores, Jesús el Cristo.  Aún queda algo de la Cuaresma Regenerativa; seguiremos caminando en el desierto simbólico de nuestra vida, descubriéndonos, liberándonos… y de vez en cuando, conversaremos un ratito con el mar…

miércoles, 5 de marzo de 2014

40 DIAS DE PODER


El número cuarenta (40) marca el final de un proceso de viaje, de una transformación.  Los Israelitas caminaron cuarenta años por el desierto antes de llegar a la Tierra Prometida y comenzar una nueva vida.  Jesús caminó solo cuarenta días por el desierto en preparación a la transformación que le llevó a su misión de vida.  Cada año, la Cuaresma nos ofrece una oportunidad de transformación espiritual, mental y personal. 

Tradicionalmente, la Iglesia Católica celebra el comienzo de la Cuaresma con el ritual de las Cenizas, en preparación para la Semana Mayor.  Se invita a las personas a hacer un “sacrificio” para honrar el proceso de preparación.  Algunas personas escogen no beber alcohol, no fumar, no comer carne, chocolates o su comida favorita, no usar palabras “obscenas”.  En fin, las personas a través del tiempo han visto la Cuaresma como un espacio de abstinencia y/o penitencia.  Las cenizas representan el pecado del que serán redimidos luego de la Resurrección.  Mi propuesta es ver las cenizas como el residuo de lo que ya terminó, en preparación hacia comenzar lo nuevo.

En cierto momento de mi camino espiritual, escogí hacer de la Cuaresma una oportunidad de apoderamiento y profunda transformación.  El primer paso siempre ha sido escuchar.  La misa es un lugar maravilloso para escuchar hacia dónde debo dirigir mi intención espiritual, sin embargo, nada como mi corazón, hablando a través de mi intuición para entender la guía y ver claro el camino hacia la liberación. Al fin y al cabo, es de lo que se trata todo el proceso; lograr el apoderamiento sobre algún aspecto de nuestra vida con el cual no sentimos satisfacción.

Durante el año 2012, mi proceso de Cuaresma fue dedicado a la intención de manifestar el peso ideal para mi cuerpo.  Durante cuarenta días, mi enfoque principal fue a mi salud física.  Luego de activar el poder de la voluntad para lograr mantenerme constante en mis ejercicios, cree una estrategia y la puse en un lugar donde pudiese verla junto con la afirmación de poder y la meta.  Hoy, quince libras más tarde y en mi peso perfecto para mi edad y estatura, puedo dar testimonio de la fuerza que emerge cuando combinamos los procesos naturales de transformación de las tradiciones que conocemos con nuestro poder interior.  Más allá de haber alcanzado la meta, el gran logro ha sido mantenerme sin tener que hacer mayor esfuerzo.  Mi cuerpo entendió lo que habíamos creado: el peso perfecto.  Todo ha conspirado para mantenerlo, aun cuando hace un año no hago ejercicios como los hacía al principio.  Esto es genuina transformación y poder.

Conclusión: Crea tu vida.  Crea tu Cuaresma.  Crea tu propia religión.  La “religión” es el término que se usa para recordarnos que venimos a la experiencia humana, buscando continuamente re-ligarnos a lo Divino.  Desde ese lugar de poder, todo es posible.  La invitación es a que crees tus propios rituales basados en las creencias y prácticas que te funcionan a tí.  No hay que pedir permiso; no hay que pedir perdón.  Para resucitar a una nueva vida, solo hay que tomar acción.