domingo, 25 de diciembre de 2016

JESÚS ES EL VORTEX

Esta es la visión:

Estoy de rodillas frente al niño. Sé que me habla… debo hacer un gran silencio para entender la sutileza de su mirada…
Me sonríe. Ya me ha liberado y apenas ha nacido… no hay necesidad alguna de salvarme de nada…
Hay una conspiración silenciosa de almas que se han visto ya por muchas vidas… Respiro…
Ahora, me toca a mí sonreír… y escribo.

Hoy es Navidad. Desde que mi hija dejó el nido el año pasado, se ha vuelto una tradición para mí acoger al pesebre en mi pecho, en vez de solo mirarlo bajo el árbol de Navidad. Cuando los niños se van y el espíritu de la Navidad se encarna de otra forma, la mejor opción es volver al pesebre… Siento olor a incienso, mirra y el oro está ahora mismo fluyendo de mis manos…

Para llegar a la convicción de que EL PADRE Y YO UNO SOMOS, tuve que escuchar al maestro Jesús de cerca por muchos años. Escudriñar su biografía en los cuatro evangelios; no conformarme con permitirle a otros que me contaran su historia. Mientras me criaba, estaba escuchando al mundo. El mundo decía que yo era una “pecadora”; que para alcanzar el reino debía sufrir y “ganármelo”.  El mundo decía que solo los santos obraban milagros. Le creí al mundo por un tiempo.

El maestro me susurraba: “Mi reino no es de este mundo… Yo he vencido al mundo.” Pero yo eso no lo entendía, porque el mundo me estaba hablando de él, excepto que el mensaje estaba distorsionado. No era un mensaje de empoderamiento; era un mensaje de controles, pecado y dolor. El mundo decía una cosa y EL me decía otra. Si, EL. Decidí creerle a Jesús y cuando lo hice, finalmente, las cosas que él hacía y más grandes fueron posibles para mí.

Un día, en el albor de mi despertar espiritual, mi mamá me regaló un libro de ángeles. En ese libro decía que los ángeles están aquí para ayudarnos y que si les hablamos, ellos nos contestan. De primera intención me reí porque yo no era la Virgen María, ni Jacob, ni José.  Aún así, les pedí tres cosas y al otro día de la petición, al otro día, ya se habían  manifestado dos. Era oficial: había entrado oficialmente en el reino de Jesús…  ¿Y qué tuve que hacer para lograr eso? Leer y pedir con Fe. Ni siquiera estaba muy segura de lo que estaba haciendo, pero sabía que no tenía absolutamente NADA que perder y mucho que ganar y con mi fe tamaño grano de mostaza sería más que suficiente…

De ese día en adelante las puertas del reino se abrieron para mí; pero no fueron las puertas de los cielos: fueron las puertas de mi intuición. Descubrí porque el Padre y Yo uno somos: somos la misma mente y nuestro puente de conexión es nuestra intuición. En la iglesia nunca me dijeron eso. Solo trataron de enfatizar en que yo no era digna de ser tan poderosa como la Divinidad. Afortunadamente, los ángeles hablaron más alto que el reverendo.

Las historias y los milagros son interminables, así que solo les contaré esta. En el otoño de 2013, los monjes del Tibet nos visitarían para hacer un Mandala en Puerto Rico y mi querido Danny Rivera, organizador del evento, me pidió que organizara el ciclo de charlas para el evento. Ahí me inicié como oradora y coach ante el mundo. Gracias Daniel.  Escogí hablar del Perdón y compartí el consejo de Jesús sobre el perdón y también la técnica hawaiana de Ho’oponopono. Muchas personas conectaron con mi mensaje y lograron sanar. Luego de una de las charlas, dos señoras mayores se acercaron tímidamente a mí para decirme lo que sintieron. Una de ellas estaba muy callada y conmovida. Finalmente, la señora me dijo: “Estas cosas no se le pueden decir a mucha gente porque las personas no lo creen, pero quiero decirle que el maestro Jesús estaba parado al lado suyo.”

Me quedé sin aire, sin habla, sin nada. Aún cuando sé que los maestros como Jesús ascienden para ayudarnos desde ese gran espacio de la luz, jamás imaginé tener el privilegio sagrado de contar con su energía junto a la mía. Tal vez, aún quedaban algunos vestigios de aquello de: “tu no eres digna.” Hoy, mientras escribo estas letras para ti, el está parado a mi lado. ¿Cómo lo sé? Porque la emoción es tal que las lagrimas fluyen imparables junto a las palabras…  El Maestro Divino me pide que para el nuevo año, comparta contigo estas cuatro enseñanzas:

Ø Ten fe en Dios.
Ø  Tu Padre que te ama conoce todas tus necesidades.
Ø  Ora siempre.
Ø  Pide para que recibas y tu gozo sea pleno.

Este es tu regalo de Navidad. Esa energía que llamo “El Vortex”, no es otra cosa que Dios en todas sus posibles manifestaciones, siendo tú una de ellas. Eres ese amor, esa fe, ese poder… Tienes la capacidad de conectar con todo lo invisible que trae a manifestación en lo visible todo lo que anhelas. Tú puedes obrar milagros. Conecta con tu intuición y descarta toda aquella creencia o pensamiento que suene a que eres “indigno”. Suéltala en confianza; el tiempo de los castigos pasó: Jesús ha vencido al mundo con amor.  Siéntelo… lo estoy enviando a tu lado mientras lees este escrito. Respira y  PIDE conectar con él: lo vas a sentir. ¡Feliz, feliz Navidad!


 Imagen de Jesus de las cartas Loving Words from Jesus de Doreen Virtue/ Arte Greg Olsen

jueves, 8 de diciembre de 2016

AMO AL HOMBRE QUE ME HABITA


A Benny
“Misericordia quiero,
no sacrificio.”
Jesús, el Cristo

Mientras estudiaba en Brooklyn College, ciudad de Nueva York, noté un día, al mirar por la ventana del salón de clases, a un grupo de estudiantes de maestría compartiendo. Observé que del grupo, conocía a casi todos los varones y a muy pocas de las chicas. Interesantemente, el único pensamiento que me llegó a la mente en ese momento fue: “Definitivamente, no soy gay.” Siempre he tenido una muy fuerte conexión con la energía masculina, sin embargo, apenas he comenzado a entenderla y amarla…

Creo que toda la vida estamos en estos julepes de identificar quienes somos, porqué actuamos como lo hacemos, cómo es que mi historia me define, etc. Hay una profunda necesidad de entendernos, para luego, proyectarnos al mundo y ver cómo nos va con la aceptación. Ahí es que la cosa comienza a distorsionar… el juego cambia cuando, en vez de escuchar nuestra voz interior, comenzamos a definirnos por todo lo que nos llega de afuera. En lo relacionado a la interacción entre los hombres y las mujeres, a través de la historia, el cuento ha sido mayormente una gran tragedia griega.

Siempre digo que cuando las niñas vamos para nuestra primera experiencia escolar, nos dan una lonchera que tiene una nota adentro que lee: “Estudia para cuando el hombre te deje.” Nuestra primera lección de abandono ya en el Kindergarden. Cuando entras por la puerta de la escuelita maternal, ya los niños son tus enemigos… y luego en sexto, se forma el gran reguero mental cuando comenzamos a “enamorarnos” de ellos. No puedo generalizar en absoluto, pero sospecho que el conflicto de muchos de nosotros, tanto hombres como mujeres, viene fuertemente de ahí, del temor profundo que sentimos de ser abandonados, y eso a nivel energético, se traduce como “abandono Divino” o desconexión de la Fuente. El abandono en este plano es un reflejo simbólico de esa separación.  

El sentido de abandono viene ancestralmente desde la alegoría de Adán y Eva, cuando AMBOS hacen lo que no deben y la Divinidad no les consiente su acción. Al salir del jardín se vuelcan contra la Divinidad, y más adelante, por supuesto, se vuelcan el uno contra el otro porque no había a nadie más a quién atacar… Especulo que Adán estaría sumamente molesto con Eva ya que lo mismo le daría comerse una manzana, que una uva, que una papaya… Los chicos en su naturaleza son muy simples. ¡Ahhh, pero nosotras podemos ser bastante persistentes! Y ellos, bastante complacientes… Sin embargo, el resentimiento ancestral sobre: “Estuvo chava que chava, hasta que por fin, no me quedó otra que morder la dichosa manzana”, puede que sea también un resentimiento reprimido que hay que sanar. Los hombre deben aprender a decir: NO. El punto no puede seguir siendo, decirlo en la mente y quedarse callados, eso es total DESEMPODERAMIENTO.  Tuve una pareja que era incapaz de dialogar sobre lo que sentía y se anestesiaba el dolor con alcohol. Al reprimir su coraje y frustración, se volcaba sobre mí con agresión pasiva. Hay que darles el permiso a los caballeros a decir NO y ustedes, caballeros, deben aprender la belleza de este monosílabo y usarlo. Una vez lo verbalicen, eso hay que respetarlo; de la misma forma en a nosotras las mujeres nos gusta que se nos respeten nuestros ¡NO!

Al mirar desde los mitos las interacciones entre el masculino y el femenino vemos, primeramente, que es un asunto ancestral y segundo, debemos reconocer con excesiva compasión que hemos hecho un muy pobre esfuerzo colectivo por mirar estos asuntos proactivamente, para ser capaces de sanarnos los unos a los otros desde la posición más elevada del Amor. 

Robert A. Johnson, en su libro HE, Understanding Masculine Psychology nos presenta la leyenda de Parsifal y su búsqueda del Santo Grial. Toda la simbología del Grial, tiene a su vez su origen en los fundamentos de la Luz y la Vasija que nos presenta la Cábala. En su discurso menciona a Jung y nos comenta sobre la naturaleza de luz y sombra de los arquetipos:

“La aceptación y unificación de la parte sombra de nuestra personalidad es siempre difícil y dolorosa, pero lograrlo resulta en el establecimiento de una sicología balanceada y de unidad, que no sería posible de ninguna otra forma. Más difícil aún, es la inclusión de parte del hombre de su femineidad subconsciente y a la mujer de su masculinidad subconsciente.”

Esa pelea que tienes con tu pareja, o el padre o madre de tus hijos, o con el reggeatonero que “usa a las mujeres” o el jefe “machista” no es otra cosa que nuestra incapacidad de amar ambas energías dentro de nosotros para luego ser capaces de manifestar afuera belleza y bienestar. En el mito del Parsifal, se presenta el castillo del Grial en el que habita el Rey Pescador o Rey Herido. En el mito el rey es incapaz de sanarse, pero también, es incapaz de morir… El bienestar de todo el reino depende de la “virilidad” del rey, pero el reino no prospera porque el rey está herido. ¿Resuena esto con algún país conocido por usted? Johnson nos reitera que TODOS los hombres representan al Rey Herido. Pero, ¿por qué es importante en este momento entender estos procesos? Sencillo, por dos razones fundamentales: Primero, porque estamos en el umbral de la cocreación de un nuevo mundo y la conjunción de AMBAS ENERGIAS es fundamental para la generación de este nuevo espacio. Segundo, porque conectar al hombre con su misión de vida, más allá de exigirles culturalmente que sean sólo proveedores, es la clave para reconectarlos con su poder creador y lograr así, que a través del cumplimiento de su misión personal, el rey sane. Expande Johnson este planteamiento cuando nos explica:

“La herida del rey va más allá de ser una laceración a su masculinidadad, su capacidad generativa está lacerada; el rey es incapaz de crear.”

Me perdono. Me perdono y pido perdón en lo más profundo de mi ser por todos los hombres, a los que consciente o inconscientemente haya lacerado. Pido perdón en el nombre de Eva, de Isis, de Afrodita, de Hathor, de Cleopatra, de mis bisa abuelas, mis abuelas… pido perdón en el nombre de mi madre, en nombre de todas, pido perdón. Me perdono por haberme tardado 50 años en amar al hombre que me habita en vez de tratar de controlarlo, rescatarlo, sanarlo o simplemente “encojonarme” (¡qué apropiado!) con él.  Me perdono porque soy responsable de todo este dolor, violencia y disfunción que veo afuera, que no es otra cosa que un plan mayor para separar a la fuerza generadora más grande de la Galaxia:

LA SINERGÍA DEL MASCULINO Y EL FEMENINO

Confío, amigo y amiga que me lees, en que dedicarás unos momentos a reflexionar con este escrito sobre cuál es tu historia de dolor, bien seas hombre o mujer. Te invito a sanar, a perdonar… Observemos desde la compasión las heridas y el abandono. No asignemos culpas. Comencemos a mirar nuestras relaciones desde la Fuerza de la sinergía cocreadora, así estés creando una relación, una familia o un nuevo mundo. Sanemos con compasión este reguero ancestral, reconociendo que solo creamos una nueva historia si podemos recomenzar desde un nuevo paradigma:


¡AMO AL HOMBRE QUE ME HABITA!



domingo, 13 de noviembre de 2016

TRUMP, THE APPRENTICE Y LA LEY DE ATRACCIÓN

“Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas,
y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad.
Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre
vosotros será vuestro servidor; y el que quiera ser primero entre
vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre
no vino para ser servido, sino para SERVIR.”
Jesús, el Cristo
(Mateo 20:25-28)

El planeta sucumbió ante su propia creación. Miraron lo que se había manifestado y el miedo se apoderó de todos, más allá de las fronteras estadounidenses. Los valores colapsaron; los de la bolsa y los de los principios de vida. Las masas aterrorizadas se lanzaron a gritar y muchos lloraron en desesperanza. Todo por una elección Presidencial, porque más allá de eso, aún no ha ocurrido nada más. Muchos aseguran que el racismo ha aflorado. Aún hay muchas personas desempoderadas que, desconectadas de su esencia de Bien, están esperando que alguien les valide su sombra para verterla sobre otros. Sin embargo, todas estas personas tienen una consciencia y un libre albedrío. Ya en el albor del nuevo Milenio, pocas personas no saben la diferencia entre el Bien y el Mal, y aún así, escogen actuar, o desde la Luz o desde las Sombra. ¿Y cómo llegamos a este momento?

TODOS NOSOTROS LO CREAMOS.

El 8 de enero del año 2004 se estrenó en la televisión estadounidense el “reality show” THE APPRENTICE, en la cual el magnate Donald Trump auspiciaba una competencia entre jóvenes empresarios para que el ganador recibiera $250,000 y dirigiera alguna de sus corporaciones. El tema musical de la serie es “For the love of money”. Al cierre de la primera temporada, 28 millones de personas observaban y aplaudían la serie. El éxito fue tal, que la serie se expandió a THE APPRENTICE CELEBRITY y al día de hoy, aún está siendo vista por público alrededor de todo el mundo. THE APPRENTICE es vista en países tales como Alemania, Australia, Brazil, Sur Africa, Colombia, Dinamarca, Estonia, Finlandia, India, Holanda, Reino Unido, Suiza, Rusia, Turqía y Vietman, solo para mencionar algunos. El mundo entero aplaudiendo a Donald Trump por 12 años. En la Energía, 12 años de aplausos no se borran con un año de abucheos. La Ley de Causa y Efecto no funciona así.

¿CÓMO CREAMOS ESTA SITUACIÓN?

Las Leyes Universales son inexorables. Así conozcamos o no su funcionamiento, están operando sobre nuestro mundo continuamente. Algunas pueden ser cambiadas; las primeras tres son constantes. La Ley de Mentalismo dice que el mundo lo crea nuestra mente. La Ley de Correspondencia establece que como es arriba es abajo y hay una correspondencia continua entre el mundo material y el mundo espiritual, o de la energía. La Ley de Vibración establece que todo vibra, incluyendo nuestros pensamientos. De aquí se deriva la Ley de Atracción, que afirma que atraemos a nosotros todo aquello que vibra con nosotros. A estas leyes que no cambian, se añaden las leyes de Ritmo, Polaridad, Causa y Efecto y Generación, las cuales pueden ser alteradas por el ser humano, una vez consigue conectar efectivamente con las primeras tres.

Miremos los sucesos recientes a la luz de la Ley de Atracción. Como funciona este campo de intención es conectando con la energía vibracional de las emociones. Si vibras en amor, eso atraes. Si vibras en miedo, lo atraes igualmente. A veces, las personas atraen situaciones negativas que no están pensando conscientemente, pero que están activas en su subconsciente. Nadie se despierta con la idea de ser asaltado por un delicuente; nadie. Sin embargo, muchas personas ven continuamente en la televisión series de violencia y las disfrutan. La nación estadounidense es una productora de violencia por excelencia y las personas lo ven, lo apoyan y lo disfrutan. También las personas están continuamente resguardándose con alarmas, armas de fuego y seguros porque están inconscientemente convencidos de que alguien viene a atacarlos. Esto es otra manera de atraer la violencia.

Cuando el mundo entero aplaudió THE APPRENTICE, la energía creadora, que no distingue entre bien y mal porque es bien absoluto, recibe la vibración de que las personas gustan de Donald Trump y de lo que hace. “You are fired” se convirtió en un “mantra” que muchos repitieron por mucho tiempo y el ver a las personas vivir la experiencia dolorosa (ninguno de los despedidos salía feliz del salón de conferencias) fue algo que las personas vieron como bueno. El Universo respondió expandiendo esa experiencia, porque en su naturaleza, la energía es EXPANSIVA. Si fuese lo contrario, ninguno de nosotros estaríamos aquí. A lo que le prestas tu atención, eso se expande.

¿Y AHORA QUÉ?

Luego de mirar la experiencia cocreada por el planeta de forma insconsciente, el llamado colectivo debe ser a la consciencia. ¿Qué estamos mirando? ¿A qué le estamos poniendo toda nuestra atención? A eso que estamos mirando, ¿le estamos sumando una emoción de miedo, dolor u odio o le estamos enviando ondas de perdón, amor y sanación? Llegó el momento de la mirada compasiva. No hacia afuera, sino, hacia adentro, hacia nosotros mismos. ¿Cómo creo mi mundo? ¿Qué pienso, cómo actúo, que emociones dominan mi vida diaria? ¿Dónde estoy con mi filosofía, ya sea religiosa o espiritual? Cuando hay un aparente “colapso” (en el Universo todo está siempre en perfecto orden) ¿Cómo mis prácticas me sostienen en medio de los cambios?

El señor Trump, próximo Presidente de los Estados Unidos está cumpliendo su encomienda milenaria de enseñorear sobre su nación. Eso ya Jesús lo había explicado. La pregunta que debemos hacernos es: ¿Y yo, que digo que no soy nada como ese señor, estoy cumpliendo con mi encomienda de servicio? ¿Yo, estoy cumpliendo mi misión? ¿Yo amo a las personas lo mejor que puedo o todavía hay dos o tres hermanos a los que discrimino internamente, ya sea por su raza o nacionalidad, incluyendo a Donald Trump? ¿Yo, cómo estoy creando mi mundo? Son palabras profundas que requieren honesta, valiente y profunda reflexión. Si el miércoles pasado el miedo te arropó, es porque la vibración de que debes mirar tu propio mundo se activó para que lo que necesitas sanar produzca entonces una vibración de paz.

AMAR A TODO EL MUNDO NO ES NADA FÁCIL; SIN EMBARGO, ES POSIBLE.

Comienza con el amor propio. Comienza con descifrar cosas tan simples como observar a qué le estoy poniendo toda mi atención. ¿A mi pareja? ¿A mi trabajo? ¿A mis hábitos? Observar con suavidad qué escucho en la radio, que veo en la televisión, cómo estoy o no cumpliendo un propósito de servicio y si mi filosofía religiosa o espiritual es algo que practico un solo día o todos los días. Nos explica el Arcángel Miguel en una reciente canalización, que en las altas esferas espirituales se conocía el desenlace de estas elecciones, porque para que el planeta entre en una alta vibración de Amor, es necesario que salga todo lo que estaba escondido a la superficie para ser sanado. Había que despertar el dolor escondido para limpiarlo desde el perdón y la compasión. Tú que lees este escrito estás llamado a unirte a esta gran sanación. Quizás te sientas impotente ante el prospecto de sanar a todo un planeta, sin embargo, todo empieza por ti, tu familia, tus vecinos y tu comunidad. El bien al igual que lo que no lo es, se expande. El llamado es a recordar (se nos fue dicho hace 2,000 años) que no vinimos aquí a ser servidos: VINIMOS A SERVIR.







domingo, 6 de noviembre de 2016

¿CÓMO SE AMA A UN PAÍS?

Hay gente que conoce la respuesta a esta pregunta: ¿cómo se ama a un país? Hay personas muy valientes que luchan por un país. Hay otros que van a la guerra y están dispuestos a matar por defender el suyo. Hay personas que construyen países y gente que vive solo para su país. La historia está llena de los relatos de estas personas.  Algunos les llaman héroes y heroínas. Hay un sentido de unidad y pertenencia que viene de la tribu; de las personas que habitan la Tierra que te recibe. Hay gente que se conecta a través del lugar dónde vive. Hay personas dispuestas a dar la vida por un país; yo no soy una de ellas...

Una vez escuché a un hombre compartir esta historia. Su hijo le preguntó si en el planeta había países con menos violencia y criminalidad que el nuestro:

Padre: “Seguro hijo, Portugal es un país con muy baja criminalidad.”

Hijo: “Pues, papi, ¿por qué no nos mudamos a Portugal?”

Padre: “Porque si nos mudamos a Portugal, ¿quién luchará por nuestro país?”

Recuerdo que lo único que sentía era horror ante la escena y mucha compasión por ese niño, que le estaba pidiendo una mejor vida a su padre, que estaba demasiado ocupado con su propia visión como para escuchar el reclamo de su hijo. Pensé en mi hija y en que ella también vivía, en ese tiempo, en el mismo país. “Luchar o huir”; el paradigma de muchos países en el Siglo 21. Aún tengo fresca en la piel el rocío frio de la madrugada en que llevé a mi hija al aeropuerto para tomar el avión que la llevaría a un país con menos violencia… lejos de mí. Me sentía como la madre de Moisés cuando lo colocó en el río para salvarle la vida. Hoy, al escribir esto, veo como esa conversación debía ocurrir frente a mí. Necesitaba entender que los hijos se merecen la mejor vida posible y que el control de un país no está en nuestras manos, pero la cocreación extraordinaria de una vida empoderada, en cualquier lugar del planeta, eso sí es posible.

¿Cómo se ama a un país? Pues lo primero que debemos aprender es como se ama. Poco hemos conocido sobre el tema, porque si de verdad entendiésemos ese concepto, no habría violencia, ni sería necesaria la guerra, ni hubiese tanta criminalidad, sin embargo, reconozco que para sanar lo que veo afuera debo sanar yo primero. La Ley de Correspondencia que establece que, como es adentro es afuera, me muestra mi propia realidad interna en lo externo. Si abrazo la visión, entonces puedo amar y transformar. Si no logro amar la visión, es hora de mirar más profundo. Si desde el amor practico técnicas de perdón, como lo es el Ho’oponopono, puedo tener la certeza de que mi amor transforma. “Lo siento, perdóname, te amo, gracias,” se convierte entonces en un mantra de vida que sana a un país entero.

Mi pasión siempre ha sido la Divinidad. Esa energía se ha bifurcado de maneras impresionantes para ofrecerme mil formas de conocer el amor y regresar a mi energía matriz. Amar un país es parte de la experiencia, pero la pregunta es: ¿cómo puedes amar a uno y a otro no? ¿Cómo te sientes parte del agua, el viento, las nubes y las lumbreras que sostienen la vida de todos, amando a un pedazo de Tierra y despreciando a otro del mismo planeta que nos sostiene? La cocreación de un planeta entero en interdependecia y armonía es una utopía realizable. Solo una persona impresionantemente desempoderada pensaría lo contrario, pero, ¿a cuesta de qué? ¿Qué debe pasar para que nuestros hijos no tengan que pedir exiliarse hacia la paz?

HAY QUE DEJAR DE ODIAR.

Si no es posible amar, al menos, podemos dejar de odiar. Entrar en un estado neutro de observación, sin apasionamientos ni dramones, es posible.  Podemos dejar de insultar a quien piensa diferente. Podemos elegir un gobernante sin tener que hacer su campaña política el centro y eje de nuestras vidas. Los hermanos que intentan convencer a otros de que su criterio político es el correcto, actúan igual que los hermanos que van casa por casa explicándoles a otros quien es Dios con la esperanza de “convertirlos” a su Fe, sin ni tan siquiera conocer a la persona a quien les hablan. Es todo lo mismo; el juego de los controles haciendo lo suyo. Usted tratando de controlarlo todo para tener paz externa, porque la paz interna brilla por su ausencia.

Pienso que amar a un país es posible; solo hay que encontrar la Divinidad en él y eso es muy fácil. Amo el Río Grande de Loíza, amo las playas de la Carolina, El Yunque, los bonsái en mi balcón, los arcoíris y despertarme con el canto de un ave en mi ventana. Amo las estructuras antiguas, los cuentos de mi abuela y los poemas del abuelo; amo la belleza de un Flamboyán, las olas de Rincón y la bondad de quien recoge un animal realengo… Amo, amo, amo… Cuando no amo, que a veces pasa, trato de hacer silencio hasta regresar a ese estado de apreciación y luz que me recuerda que mi país le pertenece al Divino y no a ningún sistema, ni partido político. Reenfoco y honro el regalo que me ha sido dado y dejo de mirar lo que otros hagan o dejen de hacer con el regalo; me enfoco en honrarlo yo primero. Entonces, amo y me lanzo a la acción. Reciclo, hago trabajo voluntario, siembro un jardín en mi comunidad, me sano y comparto sanación dedicándome a empoderar a otros. Hago lo que el amor haría. Cuando estás tan ocupado con el amor, no queda mucho tiempo para otros menesteres.  

No sé cómo amar a un país; eso me da mucho trabajo. Estoy aprendiendo a amar lo que tengo cerca y eso se expande. El martes hay que elegir un nuevo gobernante desde el amor. Creo que algunos aman al país y puede que otros lo usen para su beneficio. No sé cuál es cual, ni quién hace lo que hace por amor, pues por lo regular, luego de las elecciones, no se sabe más de ellos por cuatro años. Pues hoy decido que YO SOY quien gobierna. Me toca bendecir a todo un país y mantenerlo en alta vibración, abundante y lleno de paz. Me toca a mí perdonarme y pedir perdón por todos los que la han mutilado, usado y transgredido. Me toca a mí sanar a mi país; me toca a mí pagar la deuda. SOY YO, entonces, quien dirige el Bien y, desde ese lugar de empoderamiento TOTAL, puedo crearle al chico de mi historia el país que su papá sueña…



                                                                Arte: Veronica Rubio

domingo, 30 de octubre de 2016

VORTEX PROTÉGÉ: Una nueva Luz para un nuevo Mundo

Hoy pude entender cómo se sintió la Divinidad en el sexto día de la Creación. Luego de concluir la magna obra, contempló lo que había hecho. Se deleitó en la belleza de las lumbreras, las aguas, las aves en su alto vuelo, la altas cumbres tocando cielos y la armonía sin igual de todo lo creado, danzando al unísomo al ritmo único que existe en la Galaxia: EL AMOR.

Las Protege, palabra del idioma francés que significa aprendiz, no son aprendices de Coaching, ni son clientes del Vortex: son la nueva Energía. Para crear un nuevo mundo desde el paradigma del Amor, es importante mirar, con soberana compasión y bondad, de dónde venimos. Las Protege compartieron hoy historias muy similares; algunas de mucho dolor. Otras contenían duda, o tristeza, en fin, todas practicaron la vulnerabilidad como catapulta a la plataforma de poder, desde donde se desplazaron a crear un nuevo mundo.

Para tocar cielo, primero hay que tocar fondo, pero solo aquellos que vibran con una suprema valentía, pueden entender la belleza del fondo. Cada mujer que abrió su corazón para mostrar su experiencia, fue una heroína. ¿A quien salvó? Nada más y nada menos que a sí misma. Entrar en un Coaching de cocreacion de una vida empoderada es un acto supremo de valentía. Es imprescindible soltar la piel que una vez cobijó miedos, inseguridades, maltratos, en fin, dolor, dolor y más dolor, para crecerse una piel renovada, brillante, poderosa e indestructible.

Pero estas mujeres no crearon este nuevo Universo solas.

La Coach facilitó el proceso de conexión. Sus guías y maestros ascendidos, dijeron presente y ellas, se soltaron fieles a la dirección que de la Divina presencia recibían, día tras día. Escucharlas narrar las sincronías, historias de sanación, conexiones de unas con otras, fue la confirmación de que había una Fuerza mayor convocando, orquestrando, apoyando, expandiendo. A esa Fuerza se entrega el trabajo y de ahí, la vocación que ya llevamos, se transmuta en un poderoso encuentro, con nada más y nada menos que nuestro propósito.

Catherine se sanó y sanó a todos con Ho’oponopono. Nydia sanó nuestros niños heridos, mientras que Verónica nos conectó a la web del poder absoluto del Espíritu. Milagros nos transmutó en libertad con la simple acción de honrar su pelo rizo y amarse como la Divinidad la ama y crea: PERFECTA. La Diosa Gema nos recordó en toda su magnitud la frase: IMAGEN Y SEMEJANZA. Desde un poder contundente, Marilyn convirtió una hoja en blanco y una experiencia de pérdida casi total, en un “stand up comedy” espiritual; la personificación absoluta de la alta vibración. Aida se echó a volar y un miembro de la audiencia logró ver el ser de Luz, que brillando detrás de ella, la apoyó en este, su primer vuelo espiritual… primero de muchos. Areliz nos movió lo que quedaba de sanar con baile y Zayana hilvanó una magna presentación con una maestría extraordinaria. ¡QUÉ PODER!

En seis horas se creó un nuevo mundo. Creo que estamos rompiendo récords…

Esto debido, tal vez, a que ya todo se mueve a la velocidad de la Luz y estas mujeres vibran a ese nivel imperceptible. El Amor llenó todos los espacios. Yo, a un lado, siendo testigo, junto con el gran Vortex de un momento magno de creación: cocreamos un país de poder. Cada vez que alguien se empodera y brilla su diáfana luz, el país expande, sana y se eleva.  A veces las personas piensan que esto es mucho, mucho trabajo. Las Protege atestiguan que solo se requiere tomar Coaching y cocrear desde la certeza, la valentía, el amor y la absoluta vulnerabilidad. ¡Et voilá!! Nueva Tierra y nuevos Cielos. Todos somos DIOS. Lo que resta es creerlo y ponernos a trabajar… No más por debajo del radar. El amor no se nos dió para eso…

Vortex Protege: Una nueva Luz para un Nuevo Mundo. El Poder del Vortex en su más bella e incalculable manifestación. ¡ENHORABUENA!!!!





domingo, 2 de octubre de 2016

LA CAVERNA DE 100 X 35

La alegoría de la caverna de Platón es  una explicación metafórica del ser humano con respecto al conocimiento y se encuentra en el libro VII de su obra La República. Narra la experiencia de unos hombres que yacen amarrados en una caverna, donde su mundo se circunscribe a las sombras que se proyectan en la pared que tienen de frente. Las imágenes son creadas por hombres que caminan con unos artefactos que proyectan sombras y emiten sonidos y conversaciones. Los hombres de la caverna nacieron en ese espacio y no han sido expuestos a nada, excepto a esta realidad inmediata. Este espacio es conocido como el “Mundo Sensible” porque se explora a través del uso de los sentidos.

Platón establece lo que sucedería si uno de los hombres saliese de la caverna. Primeramente, le sería muy difícil mirar al sol directamente sin lastimarse, por lo que su adaptación presupone un proceso lento y de valentía. Este hombre va encaminado a lo que Platón denominó el “Mundo de las Ideas”. Una vez se libera, se encuentra con la hoguera que permite la proyección de las sombras en la pared y va despertando a una nueva verdad. El hombre, entonces, se encamina hacia la salida de la cueva y al tener contacto con el Sol y su luz, toda su perspectiva cambia drásticamente. Es aquí, cuando descubre la verdad sobre las sombras de la caverna. Le es posible contemplar la infinidad de formas y colores que componen el mundo exterior, y más importante aún, su alma se llena de un sentimiento noble y solidario que le invita a compartir su descubrimiento con otros.  Un  enorme sentido de haber alcanzado un estado de alta consciencia le conecta con el deseo de apoyar la liberación de aquéllos que aún viven condenados a la vida de las sombras de la caverna. El sol y lo que es “propio” encarnan la idea del BIEN.

Los hombres de la caverna están muy cómodos con sus sombras porque jamás han conocido nada más. Cuando no has conocido nada excepto la limitada imagen que tienes de frente, la posibilidad de algo mejor es una utopía casi imposible de ni tan siquiera imaginar. El hombre que ha conocido la Luz desea compartir lo que ha experimentado. Al encuentro con los seres de las sombras se le tilda de loco y es muy posible, que incluso, corra peligro de muerte. Platón hablaba de Sócrates. Luego, le toca a Jesús, el Cristo el intentar sacar a los seres hacia la Luz del Bien y ya sabemos cómo le fue. Juana de Arco podría mencionarse como un ejemplo femenino de este proceso y así, podríamos mencionar muchos más.

En este momento, todo el planeta está pasando por la experiencia de salir de la caverna. Las naciones están viendo sistemas colapsar que han estado primordialmente basados en la adquisición de bienes para el beneficio personal. Las catástrofes naturales propician levantamientos de consciencia y nuestro país, Puerto Rico, es una analogía perfecta de la caverna de Platón.

Con una mirada simbólica y efímera podemos reconocer la caverna y los seres encadenados que solo miran las sombras. No, no me refiero al asunto de la identificación de un status o de si somos colonia o no. Lea bien la alegoría; el hombre no sale de la caverna al encuentro de la libertad. El hombre sale de la caverna al encuentro de la Luz y el Bien. Siempre habrá quién grite: “Pero se titula LA REPÚBLICA” y algún otro rescatará el argumento sobre el conocimiento en pro de establecer un sistema de gobierno eficiente, sin embargo, Platón está hablando de iluminación circa el año 500 a.c… y su relevancia es fundamental en nuestros tiempos.  ¿Qué se requiere para que el país salga de las sombras? ¡Extraordinaria pregunta! Profundo y filosófico cuestionamiento  que requiere que alguien que ha salido de la caverna, a riesgo de ser tildado de “loco”, desee contestar. Pues, sí, me adjudico temporeramente el adjetivo y asumo libre y voluntariamente el riesgo:

la sombra de nuestro país, estimado lector, no es la Junta de Control Fiscal.

Esta Junta está aquí porque nosotros fuimos a su país a decirles que habíamos quebrado el nuestro. Si la respuesta que esperábamos era un cheque grande para cubrir la deuda, pues entonces, queda claro el hecho de que el país necesita madurar con sentido de urgencia. Aquí no hay controles, ¡ACÉPTELO! Por favor, asumamos la responsabilidad de nuestras acciones (o inacciones). La sombra en nuestro país es la imposibilidad de actuar correctamente con valores e integridad y la falta de voluntad de un pueblo de no reclamar respeto de quienes realmente les han robado su dignidad: sus compueblanos.  Siempre hay que aclarar que existen, por supuesto, excepciones a la regla, sin embargo, la triste verdad es que vivimos totalmente desempoderados y sumidos en el medio de la corrupción y el fraude. Para superar esta situación, hay que dejar de hacer responsables a los estadounidenses. Si este país no madura, jamás podrá ser gobernable, porque a los niños no les interesa para nada los asuntos de gobierno y mucho menos asumir responsabilidades. ¿Será por esa “inmadurez simbólica” que el candidato a la gobernación que más aceptación ha tenido en las encuestas parece un niño y no tiene experiencia política alguna? Estimado lector, aprenda simbología; eso no es una “casualidad”. Ese candidato refleja el estado mental y psicológico del colectivo.

Durante el año 2015 sufrimos los estragos de una fuerte sequía. ¿Algunos de ustedes recibió una factura ajustada por el agua que no recibió? Supongo que nadie. Nos robaron a TODOS en nuestras propias caras y lo peor es que si te rebelabas y no pagabas, entonces te cortaban el servicio y entrabas en sequía de verdad.  ¿Y alguien vio a las turbas levantarse y protestar ante el inminente fraude? ¿Alguien? Nadie.  ¿Alguien ha escuchado el nombre de algún estadounidense salir de la boca de Anaudi Hernández. ¿Alguien? Nadie. ¿Alguien se inmuta ante el hecho, de que, por mejor preparación académica que tengas, si no compras la taquillita del baile de gala del alcalde o del gobernador de turno, tu puesto de “confianza” está en peligro? ¿Alguien? Nadie. Es más fácil culpar a los estadounidenses y a la Junta de Control Fiscal por nuestras sombras, porque admitir que somos los dueños de la caverna de nuestra propia ignorancia e impotencia nos causa demasiado dolor…

Claro está, si usted se pronuncia a favor de la Junta de Control Fiscal, usted corre peligro de muerte. Sin embargo, le preguntamos a los amigos de las sombras: ¿por qué somos incapaces de elevarnos a la Luz y hacer lo correcto? ¿Por qué la corrupción y el fraude son más lucrativos? ¿Por qué no tenemos la valentía de enfrentar a quienes realmente nos han destruido paulatinamente a través de las décadas? ¿Por qué prefiero morir antes de abrir mi mente y cambiar mi forma de pensar? Bueno, para aquéllos que al menos hayan reconocido, que en cierta forma, aún se encuentran en la caverna y desean que el país evolucione hacia la Luz, aquí le ofrecemos unos consejos prácticos:

1)  Deje atrás la costumbre de que los demás decidan por usted. Piense, pregunte, edúquese y sobre todo, cree su propia opinión informada. Si no desea pasar el trabajo, entonces luzca como un sabio manteniéndose en SILENCIO. Si usted aprendió a leer y escribir, por favor, “Googlee” y lea de vez en cuando. No pretenda aprender, opinar y transcender riéndose de “memes” en Facebook.

2) Establezca un sistema de VALORES PRÁCTICOS y en fuércelos. ¿No quiere ver más corrupción en el país? Pues sea HONESTO, RESPETUOSO, RESPONSABLE, TRABAJADOR, VALIENTE (a la hora de denunciar al fraudulento y/o corrupto) y AME.  Cuando el valor del Amor se convierte en una base de vida (no solo de romance) entonces, la capacidad de echar fuera las sombras se acelera. La Ley Universal de Correspondencia traducirá a la colectividad la acción de cada individuo.
 
3) Viva en INTEGRIDAD. Si usted tiene alguna práctica religiosa y/o espiritual, que se le note mientras escucha el debate de los candidatos a la gobernación y TODO EL TIEMPO. No es posible que un país se levante sobre la hipocresía continua y la práctica de decir por un lado una cosa y contradecirla con sus acciones 30 segundos más tarde. ¡Deje de mentir! No le enseñe a sus hijos a mentir y no permita que otros le mientan. Solo con esta práctica, usted observará un cambio radical en su vida.

4)  Suelte la necesidad obsoleta y absurda de tener la razón; no le permita al Ego que controle su vida. Comparta su opinión y respete la de los demás. Si usted no tiene auto control y las emociones le dominan, trabaje con su situación responsablemente. Pida ayuda.

5)  Defina quienes podrían ser sus verdaderos “enemigos”. Por favor, lea los libros Sagrados. Los verdaderos enemigos se sientan en su mesa. Si no me cree, pregúntele a Jesucristo y a los “amigos” de Anaudi Hernández. ¡Sus “enemigos” son un reflejo de algún aspecto de su ser que es importante mirar y sanar, por eso es que se le sientan cerca! Todo lo que ocurre, TODO, tiene un propósito dirigido a sanar, transcender y ayudar a otros a hacer lo mismo.

6) BUSQUE LA LUZ. No espere a que alguien venga a sacarlo de la caverna. Deje de odiar a quienes no piensan como usted.  Comience por leer la alegoría de la Caverna y pregúntese: ¿Dónde estoy yo con esto? ¿Quiero estar adentro o afuera? ¿Qué se requiere para entrar en la Luz? ¿Leer? ¿Soltar viejas creencias que ya no me sirven para nada? ¿Dejar atrás la costumbre de atacar como una bestia y comenzar a amar como un ser humano? Más aún, ¿estoy dispuesto a conectar con un propósito mayor y ayudar a quienes aún están sufriendo por la ignorancia de las sombras? Esta Verdad que reclamo como mía, ¿me ayuda a amar más a otros?¿Mi Verdad me trae felicidad?


Para Puerto Rico ha llegado el momento de la VERDAD y esto es un proceso muy importante y abarcador porque no es un proceso POLITICO nada más, es un proceso ESPIRITUAL y/o EXISTENCIAL. Es un proceso que va más allá de definir un “status”. Estamos en el momento en el que debemos establecer la base filosófica de los seres que componen el espacio conocido como PUERTO RICO y eso comienza desde el reconocimiento interno y la práctica individual. Nuestra Iluminación acarrea gran responsabilidad. Sin embargo, más allá de asumir la magna encomienda de levantar a todo un país, la salida de la caverna acarrea la Verdad ineludible de que, como seres creativos y creadores, somos los responsables de crear nuestra  realidad individual y del legado que le dejaremos a nuestros hijos. Es momento de transcender: es momento de darles a nuestros hijos algo mejor que una caverna. El cambio empieza por ti.


domingo, 25 de septiembre de 2016

HAGASE LA LUZ: La vida despues del apagon


Se dice que los momentos de iluminación son siempre precedidos por una profusa oscuridad. Si cierto es que nadie desea pasar por una intensa “noche oscura del alma”, más cierto es el hecho de que ninguna luz brilla más diáfana y potente que la luz de un nuevo amanecer...

El pueblo de Puerto Rico atraviesa un fuerte proceso de confrontación consigo mismo. A nivel colectivo, se han levantado los miedos ya que nuestro futuro se ve tan “claro” como la noche del 21 de septiembre. Las personas no están conscientes de que esa es la emoción predominante porque esa energía de temor viene disfrazada de coraje, indignación e incluso, apatía total. Al observar la emigración masiva, descubrimos que hay un elemento de “luchar o huir” subconsciente que responde al instinto de supervivencia inherente en cada situación de riesgo y/o amenaza que encara un ser humano. Carecemos de figuras heroicas que nos inspiren y la situación financiera no muestra vicios de mejoría en un tiempo cercano.

La resiliencia del puertorriqueño fue a puesta a prueba, durante el 2015, por la naturaleza y en el 2016, por la Autoridad de Energía Eléctrica. Durante el período de sequía que se experimentó el año pasado en el país, se vivieron diversas experiencias que marcaron la vida de las personas, sin embargo, pienso que lo más importante de la experiencia fue reconocer lo imprescindible que es agua para la vida, lo afortunados que somos al tenerla en abundancia y la consciencia de ser mucho más considerados a la hora de utilizar nuestros recursos naturales. Este año, hemos recibido agua en abundancia y en medio del gran apagón, las nubes nos salvaguardaron para que no padeciéramos del calor intenso del final del verano.

Creo, sin temor a equivocarme, que la gran lección del apagón es que volvimos a ser gente. En la ciudad de Nueva York ha habido dos apagones significativos: uno en el 1977 y otro en el 2003. Algunas personas que criticaron el suceso en Puerto Rico requieren ser vistos desde la compasión con que se debe mirar a la persona ignorante que habla sin saber. Los sistemas colapsan; punto. En ocasiones el colapso puede ser debido a la falta de mantenimiento, error humano o un acto de Dios”, como es el caso de los rayos que tocan tierra. Lo importante es que usted trate de no unirse al coro de la ignorancia, insultando trabajadores o degradando al país por los procesos que nosotros mismos creamos. ¿Nosotros???!! Preguntará el lector, si, estimado lector o lectora, nosotros los seres humanos creamos nuestro mundo con el poder de nuestros pensamientos y en general, hemos estado actuando bastante “oscuramente” los unos con los otros a causa del temor que nos ocasiona la situación que estamos viviendo. 

El país necesitaba “recalibrar” su humanidad. Hemos sufrido. Esto es un hecho, no una opinión. Hemos visto a nuestros seres amados marcharse, a nuestros familiares perder empleos, salud y casas, en fin, los cambios que hemos estado viviendo nos han causado dolor. Pero sin luz, volvimos a ser gente. En su pieza “La noche que volvimos a ser gente”, el escritor José Luis González narra el nacimiento del hijo de un obrero durante el apagón de 1977. El Teatro Pregones de Nueva York tiene esta pieza en su repertorio, magistralmente interpretada por el actor, ganador de varios galardones, Jorge Merced. Nada como el momento en el que Jorge mira al cielo de Nueva York y se encuentra de nuevo con las estrellas; aquellas que no había vuelto a ver desde que salió de su islita…

Volvimos a ser gente. Chequeamos a nuestros viejos, ofrecimos comida y refugio a los vecinos, le dimos agua a los policías y las gracias a ellos y los empleados de la AEE por las redes, pero más importante aún: SOLTAMOS LOS CELULARES Y NOS HABLAMOS DE NUEVO. Mi velada de vino a la luz de las velas con los vecinos de más de cinco años a los cuales nunca había visitado, me marcó. Escuchar la algarabía de los vecinos riendo, jugando, haciendo el tiempo pasar felices. Salir con mi hermano a buscar comida y provisiones, en fin, volví a ser gente y celebré la unidad que surge de que no haya ni señal, ni luz. Celebré el fresquito que permitió que pudiese dormir bien, en fin, pude ver el bien en la situación, y así como yo, muchos otros puertorriqueños conscientes volvimos a ser “gente”. 

Hágase la luz es la frase que uso para iluminar una situación o para recibir una idea que me ayude a moverme a bienestar. La oscuridad tiene un gran propósito; precede la luz, estimula las pausas de reflexión y nos permite valorar lo RICOS QUE SOMOS. ¡Tenemos un país increíblemente ABUNDANTE!! En medio de una emergencia nacional, todos comimos, dormimos seguros y despertamos esperanzados de que la situación no duraría más de lo necesario y así fue. Nos unimos en pensamiento positivo y proactivo y se hizo la Luz… ¿Y que aprendimos del apagón 2016? Sencillo…


¡LA LUZ LA LLEVAMOS POR DENTRO; PUERTO RICO PAIS LUZ!!!


domingo, 11 de septiembre de 2016

VORTEX: COACHING ENERGÉTICO PARA UNA NUEVA VIDA

El Coaching es una profesión basada en valores que promueve, a nivel empresarial, el cumplimiento del plan estratégico de una compañía y a nivel individual, permite que las personas puedan empoderarse hacia el cumplimiento de sus deseos, metas y sueños.  El Coaching trabaja desde la premisa de que el cliente tiene todas sus respuestas y esto diferencia nuestra profesión de la consejería y/o la mentoría. A través de la búsqueda interior por medio de preguntas, el Coach crea una alianza de confianza y confidencialidad que permite que el encuentro entre el cliente y el coach se convierta en una experiencia de cocreación de bienestar. Aun cuando siempre hay un elemento de sanación de situaciones pasadas, el Coaching se enfoca en trabajar en el momento presente, distinto a la psicología que atiende asuntos pasados sin resolver.

Al hablar de Coaching debemos aclarar, que el término no viene del Coach de deportes, aunque la función es similar. La palabra se refiere al “Coach” o carro de caballos que se utilizaba como medio de transporte y llevaba a las personas de un punto a otro. Por medio de las competencias de Coaching, el Coach mueve al cliente del espacio presente a un punto futuro de empoderamiento que surge orgánicamente de la interacción basada en el descubrimiento de sabotajes y obstáculos, en ocasiones conscientes y en otras, subconscientes. Es importante aclarar, que la persona que interesa entrar en una alianza de Coaching debe asegurarse que el proveedor de servicios esté debidamente certificado por una escuela acreditada por la International Coaching Federation (ICF).

El Coaching es una técnica de trabajo para crecimiento personal que puede utilizarse para el alcance de cualquier meta. Por lo regular, las personas alcanzan un nivel de “comodidad” luego de haber logrado las metas que nos indica la sociedad que deben ser cumplidas: carrera y/o trabajo, pareja, familia, casa, carro y cierto nivel de estabilidad. Sin embargo, muchas personas han canjeado su pasión por esta fórmula y cada día es más la gente sufriendo de “crisis” de mediana edad (mid-life crisis) a cualquier edad. La “crisis” no es otra cosa que una alarma que nos alerta a que miremos lo que no funciona en nuestra vida. La alerta se activa ya que las personas no toleran el vacío ocasionado por estar viviendo el sueño impuesto por la sociedad, en vez de cumplir con su propósito de vida o sueño propio. Por lo regular alguna “crisis” de salud mental, física y/o emocional detona la necesidad de hacer los cambios que hemos estado resistiendo porque tomar acción nos da demasiado dolor y/o miedo. Aquí entra el Coach como un aliado de poder que, al no emitir juicio alguno y aceptar el deseo del cliente, sostiene su agenda hasta llevarla al cumplimiento de la meta establecida.

¿Por qué el Coaching Energético es lo que define a Vortex Global Coaching? Porque en Vortex reconocemos que la experiencia de la vida está compuesta por Energía y para hacer cambios en nuestra realidad física, primero debemos conectar con el generador de nuestra experiencia de vida en el campo sutil: la energía del pensamiento.  Todas las personas crean la experiencia de su vida desde el cumplimiento la primera Ley Universal: TODO ES MENTE. Lo que usted genera desde su pensamiento vibra y se convierte en Energía. Un Coach que solo trabaja con las herramientas de Coaching no podrá penetrar al mundo de la Energía, el cual está lleno de información, para descifrar fácilmente el obstáculo que detiene al cliente. Un Coach Energético utiliza su intuición como guía central y eso agiliza y facilita el movimiento hacia la meta. Esa guía infalible se suma al proceso; siendo así, no solo identifica la energía que impide el movimiento hacia adelante, sino que cocrea con el cliente la ruta hacia el bienestar con toda la información necesaria para hacerlo. Para crear cambios sustentables, es necesario fortalecer el músculo de la VALENTIA. El Coach energético identifica los temores que pueden estar deteniendo al cliente y le facilita el desarrollo de una estrategia efectiva que parte de sus propias experiencias, disciplinas y conocimientos.

¿Por qué sé que el Coaching Energético funciona? Además de que lo vivo y experimento a diario, los resultados de nuestros clientes redundan en cambios transcendentales en sus vidas. La creación de una vida próspera y satisfactoria sobre una sólida plataforma de poder es clave para vivir en paz y felices. Desde que nacimos, la sociedad ha tratado de controlarnos y desempoderarnos para lograr un “equilibrio controlado”. Lo cierto es que todos resentimos nuestra falta de Libertad, y es precisamente ese vacío lo que propulsa el deseo de un cambio; un cambio que permita el que las personas conecten con la fuerza interior que manifieste resultados sustentables. El Coaching no es una herramienta para un cambio “inmediato”; es un proceso de transformación y requiere voluntad y compromiso. Las prácticas y creencias que han creado su vida no cambiarán en una sola sesión, es necesario recorrer un camino. Sin embargo, el elevar su vibración, que es lo que le ofrece Vortex Global Coaching, tendrá la oportunidad de manifestar maravillas y milagros que son innatos a su capacidad humana, pero que en el proceso del “control” le han dicho que usted no tiene el poder o no puede lograrlo. ¡LIBÉRESE! Llegó el momento del autoconocimiento de su grandeza; llegó el momento de elevar su vida a un nivel superior. Crea en usted, como yo creo en usted… ¡juntos cocrearemos una experiencia de empoderamiento extraordinaria!

lunes, 25 de julio de 2016

¡GRACIAS LOUISE HAY, GRACIAS WAYNE, GRACIAS DIANILUZ!!!


I CAN DO IT!!! (Yo puedo hacerlo) era el nombre del crucero de Hay House que cambiaría mi vida para siempre. En este crucero estarían figuras y guías espirituales del calibre de la Coach Cheryl Richardson, el Dr. Wayne Dyer, el Dr. Brian Weiss, la especialista en los reinos angelicales Doreen Virtue y mi gurú y maestra, Caroline Myss, entre otros. Fue un suceso histórico que ya no se volverá a repetir de la misma manera porque el Dr. Dyer falleció. El haber sido parte de la energía extraordinaria de esa experiencia cambió mi vida por completo.

Muchos de nosotros sospechamos que nuestra vida tiene un propósito mayor, sin embargo en muchas ocasiones resulta muy difícil descifrarlo. Tenemos multiplicidad de talentos, sin embargo, nos enseñaron a dedicarnos primordialmente a lo que nos dejara dinero y en la universidad o centro de estudio, nos enfatizaron en escoger una sola carrera. Toda nuestra vida hemos estado anulando la magnificencia de nuestro Ser. La felicidad y el servicio no fueron enseñanzas fundamentales en nuestro tiempo, pero todo eso está cambiando. Ahora hay una nueva consciencia y en el Amor, el llamado es a amarnos nosotros mismos PRIMERO, por lo tanto, la pregunta clave es: ¿Qué deseas hacer todos los días de tu vida, porque, simple y llanamente, te hace feliz?

En un taller reciente, una participante preguntaba sobre cómo identificar ese propósito con el que venimos. Hay muchas personas que practican algo que les gusta, sin embargo, la pregunta es: ¿Qué es lo que amas? ¿Qué te apasiona hacer? ¿Harías esto, así te lo pagaran o no? Contestando estas preguntas guía comienzan a fluir las respuestas. La gran pregunta guía en todas las situaciones ante una toma de decisión es: ¿Qué es lo que me acerca más efectivamente a la Divinidad? Por ahí es que comienza la ruta, el camino…

En mi caso, ha habido varias respuestas a esta pregunta. Mi pasión se resume en el empoderamiento de los Seres Humanos. Esa pasión de bifurca de varias maneras: la sanación energética, los talleres presenciales, el Coaching uno a uno, la escritura, en fin, ya no es una sola pasión, son varias. Cuando llegué al crucero I CAN DO IT!!! (Yo puedo hacerlo), lo hice con el borrador de mi primer libro en la mano. Necesitaba validación como cualquier otro ser humano y esa validación primera vino a través del Dr. Wayne Dyer, según relato en mi primer libro TOCANDO CIELO. Sin embargo, sus palabras de apoyo a lo que ya yo venía sintiendo y pensando no fueron lo único que me validó a la hora de renunciar a mi empleo y aceptar mi misión.

Hay House tiene una gran línea de cartas que forman parte de las herramientas que nos ayudan a encontrar guía en el camino de la vida. Todas las noches antes de dormir, encontrábamos un mensaje sobre nuestra almohada de la carta que nos tocaba para la esa noche en particular. Entre las que recibí a lo largo de una semana de poderosa transformación estaba una invitación a meditar, a limpiar mis espacios físicos y a incorporar más amor a mi trabajo, entre otras. Sin embargo la carta más importante fue la última: “I now create my wonderful new job.”  (Ahora creo mi magnífico nuevo empleo). Nunca me había visto como una visionaria que comenzara una empresa, sin embargo, tenía que aceptar cuánto me mortificaba la vida trabajar para otras personas. Mi historia laboral era cambio tras cambio. Algunos proyectos resultaban satisfactorios y retantes, sin embargo, el ambiente laboral era tan tóxico como una cámara de gases. Llegó el momento en el que mi espíritu me pedía a gritos el gran salto, así que en diciembre de 2011 me despedí del mundo laboral y me adentré en la aventura de cocrear mi propia empresa basada en mi misión de empoderamiento y mis principios, tales como el Amor, la Libertad y el Respeto.

Ha sido un camino retante y muy duro en ocasiones. Tuve que aprender nuevas destrezas, soltar prejuicios y descubrir mi poder interior. Hoy, al cabo de cuatro años, tengo que aceptar que la mayor satisfacción es saber que mi paso por este planeta ha transformado la vida de muchas personas, y aún estoy comenzando. Mi relación uno a uno con mi Gran Divino Socio me ha enseñado que la provisión es siempre certera si me mantengo en actitud de gratitud y alta vibración. He sido testigo de milagros insospechados y afirmo que muchos más vendrán porque esto es solo el principio de una magnífica aventura de cocreación con la Divinidad.

Le comentaba a un amigo querido que este tipo de aventura requiere gran valentía. De haberlo pensado mucho, me hubiese mantenido en mi zona cómoda, pero como dice mi amigo, el Coach Juan Ramón, la vida me hubiese “pasado la factura”. ¿Y eso que significa? Pues simple: si me resisto a mi llamado me enfermo, o me deprimo o genero un momento catastrófico para que no me quede otro remedio que tocar fondo y conectar con la Divinidad para despertar. La pregunta es: ¿es necesario despertar a “palo limpio”? La respuesta es un categórico: “¡NO!” Podemos ir por pasos, poco a poco. Tu alma sabe y lo que si te puedo asegurar es que quién trabaja para la Luz y lo apuesta todo a la nómina del Universo, tiene todo lo que necesita en el momento en el que lo necesita y más.


En enero de 2011 me embarqué en el crucero que cambió mi vida. Louise Hay decía que yo podía hacerlo pero francamente, yo no le creía. Hoy reconozco que tenía razón; yo pude, tú puedes, todos podemos. Es cuestión de creer, tener valentía, disciplina, paciencia, confianza plena en el Amor que nos sostiene y un gran compromiso con el mayor Bien; tanto el nuestro como el de las demás personas. Cuando bajé del crucero, tenía en mis manos la señal que había estado pidiendo.  La vida que conocía había quedado atrás y frente a mí solo había un mapa en blanco y una brújula conectada a mi alma. El camino era y es incierto. Lo único absolutamente cierto del camino, es el Amor que me sostiene… 



jueves, 14 de julio de 2016

UN ATISBO A LA 5ta DIMENSIÓN

Mucho se ha hablado del cambio planetario y muchas personas están muy conscientes de que hay “algo” ocurriendo, sin embargo, en ocasiones es difícil definir que es ese “algo”. Ciertamente, muchas de las estructuras y organizaciones que antes formaban una base sólida en nuestra sociedad están colapsando. Esa “caída” crea una profunda incertidumbre, temor y a un nivel subconsciente, mucho dolor. La respuesta a estas emociones no se hace esperar: gritos, protestas y violencia. Cuando las personas “sienten” que algo está ocurriendo, pero no les es posible “entender” lo que están sintiendo, la tendencia natural es a reaccionar, en vez de responder.  La consecuencia natural, es que entonces, el dolor se expande.  Muchos quisieran que las cosas volviesen a ser como antes eran, sin embargo eso ya no es posible. El planeta está en su proceso de evolución hacia la 5ta Dimensión y ya no hay vuelta atrás.

En la red se puede encontrar una cantidad abismal de información sobre esta transformación que todo el planeta está experimentando. Desde explicaciones cuánticas hasta la interpretación religiosa del “fin del mundo” o la versión Maya del final de su calendario en 2012. En fin, todos ya hemos escuchado alguna versión de que la Ley de Vibración, que establece que todo lo creado vibra y a consecuencia, cambia, está moviendo al planeta a un nuevo estado evolutivo. Puesto de una manera sencilla, estamos elevando la vibración del Amor. Este es el gran cambio. Atrás quedarán todas las viejas estructuras fundamentadas en el Ego. “Esto es mío”, “Yo soy “dueño” de…”, “Mi éxito me define” en fin, todo el yo basado en poder personal va en un declive vertiginoso. La nueva propuesta es el YO SOY. YO SOY el amor, YO SOY la abundancia (y como el fluir es infinito se comparte con todos), YO SOY el poder y desde el amor se utiliza este poder para empoderar a otros y apoyar el desarrollo equitativo del colectivo.

La 5ta Dimensión es el reino de la Luz y el Amor.  Desde que hice mi cambio de dejar mi trabajo regular para comenzar mi misión de vida, mi camino hacia este nuevo espacio evolutivo comenzó porque ahora me dedico a hacer lo que amo: empoderar y sanar personas. El dar un salto hacia esta nueva vida, literalmente me catapultó hacia esta nueva dimensión, sin embargo, no fue hasta el sábado, en el taller del Despertar de los Creadores Conscientes, que logré ver la 5ta Dimensión en este aquí y ahora… Por acuerdos de confidencialidad de los talleres no me es posible dar todos los detalles, pero les comparto el siguiente momento que por generosidad, la madre de la protagonista nos autoriza a compartir.

Mi colega y amigo, el Coach Juan Ramón Rodríguez Rivera comenzó su participación, precisamente, hablando del propósito. ¿Cuál es nuestra misión? ¿Qué nos mueve? ¿Qué nos apasiona? Ante un numeroso público el Coach lanzó la siguiente pregunta: ¿A qué vinimos a esta Tierra? Al instante, la respuesta emergió del fondo del salón: “¡A SER FELICES!”. El salón entero explotó en carcajadas e inmediata felicidad. El Coach Juan Ramón quedó enmudecido; la respuesta surgió de una niña de 11 años porque parte de la experiencia de 5ta Dimensión es que nuestros chicos ya vienen con la sabiduría que necesitan para este nuevo mundo. ¡Ah! ¡Y con la valentía para expresarlo!!!

Esta es la nueva vida: un amor descomunal, una nueva generación de seres sabios, valientes y felices, una sociedad que fundamenta su desarrollo en el empoderamiento colectivo y el COMPARTIR en vez de COMPETIR. En fin, el viejo paradigma está colapsando, sin embargo, lo que viene es increíblemente mejor; créeme, yo lo acabo de ver… Si tu estás en el proceso de despertar a esta nueva realidad, el cambio podría resultar frustrante. Los síntomas físicos del ajuste de nuestro ADN puede causar molestias. Las relaciones todas están siendo probadas para ver si realmente son relaciones fundamentadas en el Amor. El ajuste mental a una nueva forma de pensar te llevará a cuestionar y soltar viejas creencias y paradigmas y como todos los cambios, esto es un proceso que requiere compromiso y valentía. Tu ser espiritual, por dónde recogemos la información relevante a este gran proceso, requiere de descanso, atención y conexión con La Fuente.

En resumen, es importante reconocer que hay que mirar lo que nos ocurre a nosotros tanto como lo que está ocurriendo afuera, para lograr fluir con Gracia a través de los cambios y apoyar así a los nuestros.  Los Coaches Espirituales estamos aquí para ayudarte en esta gran transición. Hay más almas con tus mismas inquietudes y todos nos vamos a apoyar. Siéntete amado, amada; siente confianza en que el cambio es para un mayor bien: estamos evolucionando hacia el AMOR. 

Fluyamos…




viernes, 17 de junio de 2016

EL DESPERTAR Y LAS ALMAS QUE SE SACRIFICAN


El planeta esta en pleno proceso de transición espiritual y nuestro país, Puerto Rico, en pleno proceso de despertar. Cuando los seres humanos están listos para evolucionar en su proceso individual, por lo regular, esta evolución comienza a partir de una situación caótica que despierta su necesidad de mirar su vida como un todo y hacer los ajustes correspondientes. Divorcio, muerte, enfermedad, son algunas de las situaciones que nos sacuden para “despertar” en nosotros nuestro poder interior y movernos a un espacio de superación y empoderamiento. A nivel colectivo, el alma despierta a su necesidad de unificarse con otros seres en la medida que enfrenta un cataclismo, una guerra, ataques terroristas y en nuestro caso, una aguda situación financiera y de identidad. Estas situaciones en general, sacuden “la zona de seguridad” del colectivo y les lanza a enfrentarse con su fragilidad y vulnerabilidad. Es en estas situaciones en las que el poder del Espíritu entra a fortalecer al Ser en función de elevar a la humanidad por encima del dolor a los espacios en los que reina el Amor.

El proceso de transformación que sufre el planeta tiene como propósito elevar nuestra vibración a la vibración Suprema del Amor.  El archienemigo de este proceso es el Ego. En la medida en que el Ego provoca miedo, odio y angustia, el Amor pierde fuerza. Es solo cuando estamos conscientes de este proceso que podemos tomar posiciones más fuertes en vías a sanar nuestro Ego y confiar en el proceso que nos lleva a vivir en un planeta que resuena con la alta vibración del Amor. Dos aliados poderosos del Ego son el arquetipo del DESTRUCTOR y el arquetipo de la VICTIMA. En el caso del DESTRUCTOR, esta energía que fluye en nosotros y por el planeta, entra en las personas que no han trabajado con su dolor y están listos para “dispararlo” hacia afuera. Naturalmente, el ciclo natural de nacimiento y muerte lleva al arquetipo de la destrucción implícito, por lo tanto, sí, es necesario destruir, según el libro Contratos Sagrados de la sanadora energética Caroline Myss. Sin embargo, la destrucción en luz alude a la destrucción de hábitos dañinos, espacios de separación como el Muro de Berlín y la limpieza de espacios para reconstrucción y regeneración. Es favorable destruir un cáncer. Lo que es dañino, es la destrucción en sombra, ya que el dolor del destructor se esparce para satisfacer su falta de amor propio. Las víctimas, son quienes en medio de este gran proceso, ofrendan su vida para enseñarnos alguna lección que aún nos falta por aprender, convirtiéndose así en nuestros maestros y héroes.

En medio de este gran conflicto que emerge entre la oscuridad y la luz, se levantan las figuras del HÉROE y el MAESTRO  para crear balance entre el destructor y la víctima. El colectivo se beneficia de ambos conocimientos, ya que tanto el héroe como el maestro “se ofrenda” para dar a las personas un conocimiento que antes de la “destrucción”, tal vez, no tenían. Si algo aprendemos colectivamente de las almas que se “sacrifican” para iluminarnos, es que debemos sentir compasión por todos los seres. Los familiares de las víctimas, los que observan y se enfrentan a la fragilidad de la vida, pero sobretodo, es meritorio honrar el sacrificio perdonando a quienes nos han hecho mal. La lección del perdón es dura de asimilar en medio de tanto dolor, sin embargo, si no hacemos lo propio, el sacrificio de las almas que han dejado nuestro espacio a causa de algún acto de violencia, ya sea infligido por otros o por ellos mismos, habrá sido en vano. El único resultado de no perdonar es lograr que se nos repita la lección.

Este es el tiempo del Amor, el tiempo de la Compasión. Este es el momento en el que somos llamados a ser héroes del Amor y entender el dolor de los demás en vez de condenarlo. Estamos llamados a cocrear un mundo de paz que solo será posible si comprendemos que cada quien tiene una responsabilidad que cumplir. ¿Cuál es tu responsabilidad? ¿Cuál es tu acción?  Mi responsabilidad es ser Paz; mi acción es aprender a perdonar cada día más...